lunes, 30 de agosto de 2010

Periodismo Sintonizado con la Política Deportiva y el Plan Decenal


¿Por qué saben tan poco o nada nuestros gobernantes sobre el deporte como derecho social de todos los colombianos y su relevancia en la gestión del desarrollo humano, la convivencia y la prevención en salud pública?

¿Por qué el deporte es invisible en la alta política de Estado, es tratado de forma marginal inapropiada en los Planes de Desarrollo y tampoco aparece como corresponde en el mapa fiscal de las diversas instancias de lo público?

¿Conoce suficiente nuestro periodismo la dimensión pública y política del deporte como factor de desarrollo y cohesión social en un país como Colombia?  ¿Puede mirar con desdén  y soslayar el periodismo esta responsabilidad?   Preguntas para el auto examen.

Colombia ha planteado el desafío de convertirse en potencia deportiva continental en los siguientes diez años, como meta general de una política pública sectorial instrumentada mediante la ejecución de un Plan Decenal del Deporte al año 2019.    Primer vestigio riguroso de planeación estratégica  seria  en la materia, en los anales de la historia del deporte colombiano.  Esto equivale a decir en términos de resultados, – el lenguaje del periodismo convencional – , que Colombia debe ocupar mínimo el quinto lugar en la clasificación de países del continente americano en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011,  Juegos Olímpicos de Londres 2012, Panamericanos en Toronto 2015 y Juegos Olímpicos de Rio 2016.

Una primera meta escrita en el Plan Decenal versión inicial, planteó “Colombia deberá ser segunda potencia deportiva suramericana a 2019”.   Dicha meta fue borrada por los Novenos Juegos Suramericanos Medellín 2010. Colombia es el número uno del continente suramericano hoy, en el contexto Odesur, según esta competencia multideportiva de ciclo olímpico.   Esa verdad tendrá que ser confirmada  en Guadalajara 2011 y Londres 2012.

Con la medición de resultados en el alto rendimiento, estamos mirando el punto de llegada de un proceso que comienza en la primera infancia, en una sociedad como la colombiana, con tantas carencias y necesidades primarias insatisfechas.  Es una pirámide con una base muy extensa que  tiene demasiado por resolver.  El país conoce hasta la saciedad el qué,  ha construido el cómo  con una estrategia concertada, cuya herramienta es el Plan Decenal del Deporte, la Recreación, la Educación Física y la Actividad Física 2009 – 2019,  que ahora es necesario implementar para aproximarse a las metas previstas.

Colombia merece una cultura  de deporte, recreación, educación física y actividad física.  Para ello necesita cohesionar una organización deportiva sólida y coherente con un comportamiento disciplinado y consistente como sector.

El  Plan del Gobierno nacional elegido  para el periodo 2010 – 2014,  no tiene en cuenta  la Política Pública Deportiva  formulada en proceso público durante los recientes tres años, cuya continuidad tiene que ser garantizada por el sector como doliente principal.   En el plan ofrecido a los electores del nuevo presidente, hay unas alusiones puntuales sobre deporte en renglón secundario dentro del componente juventud. Nada incluido del Plan Decenal.

El sector deporte debe funcionar como cuerpo articulado y coherente, para la gestión pública. Hasta ahora cada actor permanece en lo suyo, en sus aspiraciones, necesidad y lógica individual. El asistencialismo y la escasez prevalecen.  Lo urgente del día a día  impide hacer lo importante. Falta convicción y compromiso. Así, el sector deporte permanece invisible en el mapa de los sectores de gestión   del desarrollo en el país.

A partir del nueve de agosto de 2010, comenzó  la construcción del nuevo Plan Nacional de Desarrollo cuatrienal,  en el cual tiene que estar incluido con nombre propio el Plan Decenal del Deporte Colombiano como instrumento de Política Pública Deportiva. El Sistema Nacional del Deporte debe ser capaz de concertar con el Sistema Nacional de Planeación dentro del gobierno, la gestión y aprobación de un documento Conpes vinculante con el fisco nacional,  para la financiación de la política pública  con su  plan sectorial.

Periodismo: responsabilidad y peso en el proceso

¿Qué tiene que ver el periodismo con esto?      Todo.

Los pendientes en la estructura deportiva colombiana son gruesos y primarios.   Asumir la gestión de un derecho social que incluye a todos los colombianos, demanda claras responsabilidades.
El periodismo no puede permanecer al margen como espectador pasivo,  tiene el deber de involucrarse en el proceso, conocerlo, acompañarlo, interpretarlo a cabalidad, ser puente con la ciudadanía para su empoderamiento, hacer seguimiento y evaluación rigurosa.  El periodismo no puede ser juez,  debe ser espejo  donde los protagonistas involucrados en el proceso,  puedan ver su correcto desarrollo.  Involucrarlos a todos garantiza la sustentabilidad   de una auténtica política pública deportiva.

El sector deporte, incluido el periodismo, tiene que asumir con plena responsabilidad su desempeño  riguroso y efectivo en un  asunto público que debe ser tratado con la mirada, el enfoque y el lenguaje de lo público, en una dimensión de Co-responsabilidad  orientada a una acción sistemática que sitúe  a Colombia en un nivel de desarrollo deportivo  del siglo veintiuno.
El periodismo unidimensional, abstraído de la realidad social en actitud de juez ante resultados de deporte espectáculo, está de salida.       Se quedó sin espacio.  Si no lo asume, será desplazado y reemplazado por quienes  respondan a ese deber ser.    El ciudadano es cada vez más autónomo y menos pasivo como audiencia.   La omnipotencia del periodista es historia.   El ejercicio  periodístico hoy enfrenta grandes desafíos.

En la coyuntura 2010,   el mundial de fútbol Sudáfrica  dejó grandes lecciones sobre el desplazamiento de los periodistas de su escenario natural,  “cuasi arrimados” en su propio oficio cuyo ejercicio debe ser repensado.  Son vistos en los grandes eventos al lado de figuras, ex futbolistas, técnicos de fútbol,  árbitros, haciéndoles la producción de contenidos para que ellos orienten opinión y den línea en los canales que antes eran el hábitat de  periodistas preparados.  En la dictadura del rating cualquier figurón sin  preparación en el oficio, entra a copar el sitio que fue de periodistas.  El orden informativo universal cambió.   Tema de continuidad en  próxima entrega para avanzar en la sintonía del periodismo, sus desafíos hoy, diversidad de agenda  y  responsabilidad con lo público.
Agosto 30, 2010 por observador2020
Escrito por Hernando Ayala M. Periodista.
Deporte 2020 APD – Programa Colombia Gana


miércoles, 11 de agosto de 2010

SER DIRECTOR DE COLDEPORTES HOY SIGLO VEINTIUNO




SER DIRECTOR DE COLDEPORTES SIGLO VEINTIUNO  

 Por: HERNANDO AYALA M

Coldeportes tiene que superar su credibilidad de chequera para no ser más rey de burlas de sus clientes, las “familias en acción del deporte” que hacen lo que les da la gana, cada uno por su lado,  menos proceso.    


El director de Coldeportes en el gobierno de la Unidad, tiene que enterarse muy bien de la complejidad del sector deporte que él encabeza. Más difícil que el sector discapacidad.  Ahí se puede pasar sin pena ni gloria, en una gestión mediocre, repartiendo chequecitos a organismos deportivos en trance turístico. Haciendo estrategias de contratación de obras con amigos en trance de enriquecimiento.  Sentado cual embajador parásito en palcos VIP de los estadios. Eso haría un incompetente escampando en el tema, nombrado de manera improvisada,  como han pasado "directores paquete chileno". El establecimiento deportivo no traga entero. 


En cambio con capacidad y rigor como debe ser,  si prefiere y quiere, puede hacer una gestión de gobierno decente, o buen gobierno como dice su jefe.  Puede lograr una transformación estructural profunda, en una gestión efectiva de alta dirección de política pública. Escribir una página memorable en la historia del deporte colombiano.  Estrenar el Sistema Nacional del Deporte, hacer que funcione.  Cohesionar el sector deporte, actividad y educación física, recreación y lograr que se comporte en unidad por un fin común.  Ser capaz de incidir en la inclusión de la política pública deportiva en el Plan Nacional de Desarrollo, con documento Conpes vinculante en las finanzas nacionales. 


Encuentra un trabajo adelantado  en esa materia por la sociedad, pero anclado en un esquema de pensamiento cerrado, centralista.  Los viejos lobos del sistema escuchan con asombro su desbordado optimismo que raya en la inocencia. "800 mil millones para el deporte"...."Ministerio del deporte ya"....Si algo hacen es no comer cuento y aquí sí que saben qué es pòsible y qué es carreta en materia de gobierno deportivo, asunto marginal en la alta política repleta de prioridades gruesas.     De todo corazón, deseamos un correcto aterrizaje en la realidad sectorial que es cosa seria. 
Quedamos atentos a su estreno burocrático, director.  




_________________________________________________________________




PRIMER PULSO DOMÉSTICO  DE CLOPATOFSKY DIRECTOR DE COLDEPORTES 





En Colombia la tradición enseña que los campeones llegan a su cima, a pesar de dirigentes y gobiernos.   Revisen el fútbol y la mayoría de disciplinas deportivas. Casi todos en el sector, sabemos que pasa.  ¿Qué hacer?

Veamos de momento la situación del más joven sistema asociativo de práctica deportiva organizada. El sistema paralímpico y sordolímpico, que en el mundo son dos por especificidad en la era de diversidad y derechos.


La organización deportiva paralímpica colombiana reconocida en la ley de manera autónoma, es de este siglo. Sus avances son incuestionables. Sus logros están a la vista. Su presencia en el sistema nacional del deporte cambió esquemas y paradigmas en la mirada unidimensional del gobierno deportivo hasta el inicio de este siglo. Se acabaron los atletas normales y ahora respetamos la diversidad de  atletas. Hoy se habla de planeación estratégica, deporte accesible y política pública deportiva.

Por todo el país, con fuerza de cultura, arrinconando prejuicios, preconceptos, estereotipos y derribando barreras discriminatorias, fluye como el agua desbordada  un proceso de inclusión social deportiva, irreversible. A pesar de unos  indeseables que más adelante  identificaremos.  “Cultura del nuevo milenio” así definimos el Paralimpismo en 1997, durante la siembra de la semilla. El proceso en la ley comenzó en 1993, con la lucha antidiscriminación en la Ley 181 del 95, que resultó excluyente. Ha sido duro el camino.  Hay buena cosecha, ahí está en la base.

Miles de atletas ruedan por las calles, en entrenamientos, en competencias, incluso algunos abusadores musculosos pidiendo limosna en semáforos en nombre del deporte. Centenares de clubes deportivos,  decenas de ligas y asociaciones deportivas por todo el país, cinco federaciones nacionales cada una por tipo de discapacidad y algunas divisiones en federaciones de deporte convencional.  Todo un proceso marchando. El testimonio de los doscientos cincuenta dirigentes y actores del sector que aportaron y crearon expectativas en diciembre de 2008 durante el Primer Encuentro Nacional de Paralimpismo y Sordolimpismo. Bases sólidas, versus una “cúpula” cerrada.

El problema está en la cabeza.   Seis personas en una oficina que debe ser exorcizada, están trenzadas desde hace dieciocho meses, convencidos de que ellos son el sistema, de espaldas al proceso. Excepto el órgano de administración del Comité Paralímpico Colombiano, sus integrantes hoy, a pesar de ellos,     todo el proceso paralímpico  y la marca CPC, siguen su marcha. Los amigos del Paralimpismo, quienes hemos acompañado el proceso completo en la ley desde 1993, sabemos que esto tiene fuerza de cultura irreversible. En mi caso hice, hago y haré sólo periodismo pensando en sustentabilidad de proceso. Pensando globalmente y actuando aquí.  Contándole a esa base por donde es el camino. El mundo lo enseña.

LOS INDESEABLES, INSOPORTABLES: Hay un establecimiento plaga que tiene trabado el funcionamiento del órgano cabeza del Sistema de Deporte Paralímpico colombiano, el CPC. Es una plaga constituida por las mañas dirigenciales, el encapsulamiento en viejas costumbres, las facciones por tipo de limitación, el caudillismo megalómano, personalismos con sus retaliaciones, los negociantes que siguen vendiendo discapacidad con deporte distorsionando y reforzando estereotipos rentables, la puerta cerrada a nuevos dirigentes formados, gerentes deportivos, la no preparación dirigencial, la exclusión y discriminación desde la discapacidad hacia la sociedad, los franquiciados por discapacidad, la actitud de gueto, el turismo compulsivo, el parasitismo de los que nunca proponen nada, la desinformación y falta de rendición de cuentas. Esos virus indeseables están ahí, para ser desterrados.

El 17 de agosto Coldeportes dirigirá una asamblea de federaciones del Paralimpismo y esta oportunidad en el actual estado de cosas puede convertirse en amenaza, de acuerdo con el comportamiento conocido en los dirigentes del sector: Ven en el director de Coldeportes a alguien de la familia que puede ser manejado por ellos. Difícil cálculo.  De esa reunión deberán salir cinco nombres de dignatarios para dirigir el CPC. Hay capacidad suficiente, pero la tormenta de egos, miedos y bilis interfiere. La oficina del CPC está cerrada por orden de Coldeportes. 


Si sabemos que el gobierno no es el país, apenas una cabeza temporal,  el CPC no es el Paralimpismo colombiano. Funcionan sin mandato ni brújula.  A pesar de estos pasajeros y su página oscura, el proceso avanza por las calles y los escenarios, sin detenerse. Ojalá entendieran después de lo visto con el cambio de gobierno, el que se fue,  y lo vivido el 10 de agosto con la diplomacia.  

    

miércoles, 4 de agosto de 2010

CLOPATOFSKY, DEPORTE ACCESIBLE PARA TODOS (Reporte al Sistema Paralímpico Internacional) D2020 apd

Periodismo 3.0 – Contexto – Análisis – Proyección – Gobernanza – Prospectiva Deportiva

 Colombia Nuevo Gobierno  2010 - 2014
Jairo Clopatofsky, atleta y dirigente del paralimpismo, nuevo Director del Instituto Colombiano del Deporte
·        Su primera meta es convertir Coldeportes en el Ministerio del Deporte que transforme a Colombia en potencia deportiva continental.
VEA VIDEO EN DEPORTE 2020
·        El nuevo “Ministro” del Deporte Colombiano es jugador de tenis en silla de ruedas. Ha acompañado desde el parlamento colombiano todo el proceso del Sistema Paralímpico colombiano desde su reconocimiento legal.
BOGOTÁ D.C. - Deporte 2020  APD – Paralimpismo 2020 – Agosto 4.
Colombia estrena gobierno para el periodo 2010 – 2014 este sábado 7 de agosto, con la posesión del nuevo Presidente de la República, Juan Manuel Santos, elegido con la mayor votación de la historia. El Jefe del Estado colombiano nombró en la jefatura del gobierno deportivo, la dirección del Instituto Colombiano del Deporte, Coldeportes,  a Jairo Clopatofsky Ghisays, un caracterizado y reconocido líder del movimiento paralímpico colombiano en cuyo proceso ha estado presente.
Clopatofsky, político de carrera durante los recientes 22 años en los cuales se desempeñó como parlamentario durante varios periodos, Senador de la República hasta el 20 de julio de 2010, tiene una amplia formación en administración y gestión pública. Su primer compromiso anunciado es el trámite de una ley de la República que convierta a Coldeportes, el instituto rector del  sistema deportivo colombiano  en el Ministerio del Deporte. La mayoría legislativa en coalición de gobierno, supone una alta posibilidad de éxito para la iniciativa.
El nuevo rector del gobierno deportivo colombiano, asume una agenda pública sectorial de alta exigencia, pues se encuentra con un proceso de política pública deportiva concertada por el país  en su primer Plan Decenal del Deporte, la actividad física, la educación física y la recreación a 2019.
Oportunidad del Paralimpismo
Los compromisos del deporte y actividades relacionadas desde la diversidad de aspectos y subsectores, determinan una alta complejidad en la gestión gubernamental sectorial con finanzas escasas. Son demasiados los compromisos, programas y subsectores del proceso que demandan soluciones desde el gobierno.
Con todo este contexto y la neutralidad y equidad en la gestión que debe desarrollar el nuevo jefe del gobierno deportivo, es indudable la oportunidad que representa su gestión para el  deporte paralímpico en Colombia  y América, dada su cercanía con el actual presidente del Comité Paralímpico de las Américas, Octavio Londoño Giraldo.  Clopatofsky  fue presidente honorífico del Comité Paralímpico Colombiano durante la presidencia titular de Octavio Londoño Giraldo  entre 2005  y 2009.

Jairo Clopatofsky  es reconocido pionero como legislador a favor de los derechos de las personas en condición de discapacidad. Creó la Ley 361 de 1997, marco de la inclusión de esta comunidad. Impulsó con otros tres parlamentarios la Ley 582 que dio vida legal al Sistema de deporte para personas en condición de discapacidad y creó el sistema paralímpico colombiano.   Gestionó Leyes complementarias relacionadas con inclusión, accesibilidad, finanzas  y  sistemas de gestión pública relacionadas con la situación de discapacidad como la Ley 1145 de 2007 que  creó el Sistema Nacional de Discapacidad. Gestionó la Ley 1346 de 2009 que ratificó la Convención ONU sobre derechos y discapacidad  en Colombia.
El nuevo director de Coldeportes, tiene total reconocimiento en la sociedad colombiana como referente de liderazgo y capacidad desde la condición de discapacidad en la gestión pública. Se moviliza en silla de ruedas desde los 21 años de edad y fue conocido en el país a los 25  cuando apareció en una campaña publicitaria que hablaba de cómo “también con las manos se pueden mover los pies”. Desde entonces ha sido visto en la vida pública como político de carrera y su identidad ha sido la gestión por la inclusión, la integración laboral, la accesibilidad y la legislación por los derechos de la comunidad de personas en condición de discapacidad.

 ·        Escuche el audio marcando enlace sobre la imagen  o  aquí.  

·        Finanzas de 500 mil millones al año, meta anunciada por el director designado.
·        Fútbol prioridad nacional para el nuevo gobierno. Mundial 2011 sub 20  y clasificación a mundial 2014 Brasil. 
·        Deporte política de Estado.


Retos que asume el Director de Coldeportes.
• Desarrollar la Política Pública Deportiva con el Plan Decenal del Deporte hoy sin finanzas.
• Incluir la Política Pública Deportiva en Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014.
• Conseguir un documento Conpes con finanzas para el sector.
• Impulsar la creación del Ministerio del Deporte, con finanzas.
• Realizar el Mundial Juvenil Sub 20 2011.
• Realizar los Juegos Nacionales de 2012.
• Participación de Colombia en Guadalajara 2011 y Londres 2012.
• Impulsar la prioridad del Presidente Santos de buscar la Clasificación de Colombia a Brasil 2014. ¿Cómo? He ahí la cuestión.
•      Armonizar el trabajo con trato equitativo para cada sub sector deportivo.  Deporte con sus vertientes asociadas, actividad física, educación  física, recreación, deporte social comunitario.
•      Sintonizar y lograr que funcione un sector deporte demasiado frágil y vulnerable, un sector deporte pendiente por articular su gestión pública.
·         Armonizar el trabajo con trato equitativo para cada sub sector deportivo.  Deporte con sus vertientes asociadas, actividad física, educación  física, recreación, deporte social comunitario.
•      Desarrollar y fortalecer el Sistema de Deporte Paralímpico e impulsar una reforma legislativa  para avanzar en la autonomía de los subsectores del deporte para personas en condición de discapacidad.  

Utilidades


·        Político de carrera. Senador de la República durante ocho años hasta 2010.

·        Autor de la Ley 361 de integración de colombianos en condición de discapacidad.  Impulsor de las Leyes  582 y 1145  sobre sistemas de gestión pública  en discapacidad.

·        Presidente honorífico del Comité Paralímpico Colombiano CP.C


Estudió en el colegio Liceo de La Salle hasta cuarto de Bachillerato, ingresó a la Escuela Naval de Cadetes para graduarse como bachiller. Continuó sus estudios en la Universidad de La Sabana donde se formó como Administrador de Empresas. Realizó  una especialización en Ciencias Políticas en la Universidad Javeriana, y un Máster en Administración Pública en la Universidad de Harvard.
Con el interés que siempre ha presentado por el tema de la Seguridad Nacional, realizó una Especialización en planificación y administración de los recursos de defensa en el Centro de Estudios Hemisféricos en la Universidad Nacional de Defensa de Estados Unidos.
Su inquietud por la política y sus constantes críticas al sistema tradicional de los partidos políticos, lo llevaron fundar en 1988 el Movimiento Cívico Independiente, que nació como un medio de oxigenación del esquema bipartidista tradicional colombiano, por el que logró ingresar en 1991 a la Cámara de Representantes por Bogotá, donde vivía desde su infancia.
Dentro de su vida política, Jairo Clopatofsky Ghisays, se ha desempeñado como Senador de la República, en los periodos: 2002-2004, y 1994-1998, Representante a la Cámara por Bogotá en el periodo 1991-1994, Presidente de la Acción Mundial de Parlamentarios, Organización No Gubernamental dependiente de la Organización de las Naciones Unidas - ONU con sede en New York.
En 2005 participa en la fundación del Partido de la U, por el cual resulta electo nuevamente como Senador en las elecciones legislativas de 2006, en las cuales obtiene un caudal importante de votos no sólo en Bogotá, sino en el departamento de Cundinamarca, Boyacá y Casanare. Hasta julio 20 de 2010  formó parte de la Comisión Segunda Constitucional de Defensa y Relaciones Internacionales, y   de la Comisión Especial de Asuntos Exteriores.
Creador y orientador de la Fundación Promover por Colombia en beneficio de las personas con algún tipo de Discapacidad, Catedrático de Administración Pública, en las Universidades: del Rosario, Salle, Bosque y actualmente en la Universidad de la Sabana.
Siempre ha sido un deportista consagrado.  Campeón Nacional de veleros, en la marina fue campeón en cien metros, campeón ínter escuelas militares de salto alto y jugaba tenis. Su vida cambio en el año 1982 cuando sufrió un accidente automovilístico que le produjo paraplejía.
Se sometió a un trasplante en el 2005 en un proceso experimental usando células madre. Hacia julio de 2006, experimentó   volver a dar sus primeros pasos.
El 2 de agosto de 2010 luego de perder su intento de reelegirse como miembro del Senado  Colombiano, el Presidente  Juan Manuel Santos lo nombró Director del Instituto Colombiano del Deporte, Coldeportes.

lunes, 2 de agosto de 2010

RETOS DE CLOPATOFSKY DIRECTOR DE COLDEPORTES GOBIERNO 2010 - 2014 - MAYAGUEZ, GUADALAJARA 2011, LONDRES 2012 ¿ CÓMO VA COLOMBIA ?



Por: HERNANDO AYALA M


Guadalajara 2011 siguiente parada del Ciclo Olímpico  


  • Preguntas después de la tercera estación en el ciclo 2008 – 2012.  Bolivarianos, Suramericanos y Centroamericanos. ¿Avanzamos? Rendición de cuentas.
  •  Ahora Panamericanos sin Patinaje, sin bolos. Con pesas y ciclismo como las grandes fuentes de medallas. 
  • Enredados una vez más en el tema presupuestal. Finanzas públicas, indispensable Política Pública Deportiva en Plan Nacional de Desarrollo de Unidad Nacional con énfasis en política social.
  • Retos de Jairo Clopatofsky nuevo Director de Coldeportes. Desarrollar la Política Pública Deportiva con el Plan Decenal del Deporte hoy sin finanzas frente a la Meta Colombia Potencia Deportiva Continental. Incluirlo en Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014.  Conseguir el documento Conpes del sector.  Impulsar el Ministerio del Deporte. Hacer Mundial FIFA sub 20  2011. Hacer Juegos Nacionales 2012. Gestionar la  participación de Colombia en Guadalajara 2011 y Londres 2012.    Asumir un sector demasiado frágil y vulnerable un sector deporte que no une, cohesiona ni funciona  donde prevalece la actitud excluyente y cerrada del siglo veinte.       
Los atletas colombianos no están en discusión. Su capacidad y compromiso son incuestionables. Para analizar los resultados de Colombia en el ciclo del máximo rendimiento físico como nación, el ciclo olímpico, la cuestión es la gestión pública y privada del deporte, un derecho social,  prioridad escrita como gasto público social.  Cero peso político.  Ninguno.

Después de la emoción de Medellín Suramericanos 2010, triunfo inobjetable de Colombia por primera vez en el segundo   evento multideportivo del ciclo olímpico internacional ( segundo por orden cronológico no por jerarquía),  Mayagüez Centroamericanos 2010, Colombia tercer lugar sin Cuba en competencia, con treinta medallas por debajo de la meta, con el cuarenta por ciento del equipo que ganó Medellín Odesur 2010, con menos de la mitad del presupuesto,   vuelve a abrir los interrogantes tradicionales. 

La discusión con los lugares comunes no superados. ¿Somos o no somos?  El problema estructural del deporte colombiano está intacto. Sin resolver. La constitución del deporte en Colombia, Ley 181 de 1995, no se cumple como debe ser. De ahí en adelante todo va en el mismo tono.

Al cierre de este tipo de participaciones, tradicionalmente  no se conoce una rendición de cuentas a la ciudadanía, clara, comprensible y con amplia difusión para el conocimiento de todos. Aún la extensa burocracia dirigencial de estas delegaciones cree que eso es asunto privado. Es Colombia y hay derecho a tener todas las explicaciones nítidas y comprensibles para todos. Ese es uno de los males del deporte colombiano, la exclusión por privilegios. 

¿Cuándo hay rendición de cuentas públicas de las cabezas del deporte asociado? Por cierto que los clubes excluyentes del deporte global como FIFA amenazan a los Estados con excluirlos si no “respetan su inmunidad, privacidad etc.”.
¿Qué pasó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe ODECABE  2010 en Mayagüez? La sociedad, la comunidad deportiva, los medios informativos, deben recibir un informe técnico riguroso, detallado, claro  sobre logros, pendientes y pérdidas en esa participación.  Tiene que haber constancias claras y explícitas para la historia.  Gobernanza deportiva es el nombre del horizonte virtuoso para salir del círculo vicioso.

Son diversas variables para ponderar y considerar  en un análisis serio sobre el consolidado de la ruta colombiana en el ciclo olímpico  2008 – 2012.  Comparar con claridad  el antecedente, ver el proceso de participación en   bolivarianos, suramericanos, centroamericanos  y trazar de manera abierta y con conocimiento, suficiente información para todos, expectativas serias, rigurosas a  Panamericanos Guadalajara 2011  y  Londres 2012.

En Panamericanos no tendremos la opción de los 24 oros de patinaje ni los de bolos, ni los  25 de pesas  pues habrá competidores de los países potencia en el continente. Claridad en detalle.  Si de algo adolece el deporte es de información suficiente y clara.   Análisis de fondo, con contexto e investigación. Un pendiente para la comunidad informadora que también debe comenzar a construir cultura de control social y rendición de cuentas. El tema no es ser amigos de directores de oficinas gubernamentales y dirigentes de federaciones. Ahí hay una realidad subyacente para  mirar.

¿Colombia es potencia  deportiva continental? ¿Colombia es potencia olímpica en Suramérica, Centroamérica, Panamericana?  Variables para ver. Que lo digan con claridad y definan una ruta con metas claras los  responsables de dirigir el deporte colombiano. Una de las barreras a superar para tener una política pública de deporte, actividad física, educación física, recreación, que atienda el derecho de todos los colombianos al disfrute de este bien público, es el rigor, seriedad y apertura de los responsables políticos de este asunto público.
Hay que comenzar por el principio. Todo por hacer. Demasiado pendiente. Unidad y cohesión sectorial. Funcionamiento del Sistema Nacional del Deporte. Voluntad política de los gobernantes.  Finanzas públicas.  Una realidad poco amigable  y todos para su lado  a su libre albedrío  sin reconocer horizonte común.

Las verdades del deporte son tan básicas, que parece  una discusión primaria de lugares comunes.  Mucho para ver y revisar.

El Presidente saliente, el de la micro gerencia, que pretendía tener todos los mapas conceptuales de todos los asuntos claros, nunca superó su precario concepto de la gestión deportiva. Fue él, quien dio prioridad al cemento que a los atletas para ordenar que los juegos nacionales sean en 2012 en consideración de las obras y no en 2011 a favor de los atletas. Él pretendiendo abogar por los atletas, dice que no burocracia deportiva, no ministerio del deporte. Él  que celebró el triunfo en los suramericanos 2010, no intervino para garantizar el presupuesto  que necesitaron los atletas a centroamericanos y todo fue menos de la mitad. Él no fue consciente de una política pública deportiva concertada para el país.  

El presidente entrante  piensa que son metas superiores en el deporte, clasificar al mundial de fútbol 2014, hacer el mundial de futbol juvenil 2011 y patrocinar unos programas de cinco disciplinas deportivas en regiones.  Nada estructural, nada políticamente serio.  

¿En dónde queda el peso político, la incidencia, las constancias históricas del sector deporte?  Es necesario empezar por verificar si existe sector deporte y sistema nacional del deporte.
Para saber los efectos de una política pública deportiva  hay que mirar una vez más y comprender procesos de potencias como Cuba, y  en especial España  ADO para quitar el sesgo socialista  en un país con gobierno de esa tendencia. Países por encima del nuestro como Brasil, México. Vecinos como  Venezuela, ahora Ecuador,  y algo Chile.  

El asunto es estructural, en serio y con voluntad.  Mientras en el deporte unos sigan mirando por encima del hombro  a los demás, seguiremos en nuestro deporte de siglo veinte.  Hay que derrotar el analfabetismo político, en materia de lo público, política pública deportiva en Colombia, para no seguir gestionando un derecho de todos mediante estrategias de eventitis  y construcciones deportivas sin atletas.55 mil escenarios, 40 mil de ellos abandonados.  Ni creer que somos Estados Unidos  y que de la noche a la mañana los patrocinadores van a asumir una cultura de patrocinio que cargue con el peso de las finanzas deportivas.

Como proceso político social, para ser potencia deportiva en realidad y no solo en el papel,   estamos lejos de comprender por donde es el camino.  Madurar en gestión e incidencia política. El imaginario es recibir de Coldeportes y dedicarse a gastar eso y pare de contar. Creerse los franquiciados del deporte asunto privado y la sociedad allá, lejos del proceso.   En eso sigue la arrogancia de los señores que van en todas las delegaciones deportivas de Colombia como acompañantes. 

JAIRO CLOPATOFSKY GHISAYS DIRECTOR DE COLDEPORTES. El Presidente Juan Manuel Santos anunció este 2 de agosto el nombramiento de Jairo Clopatofsky como nuevo Director del Instituto Colombiano del Deporte, Coldeportes.  Ex Senador de la República, Clopatofsky  ha sido Presidente honorífico del Comité Paralímpico Colombiano,  ayudó a impulsar la Ley 582 que creó el Sistema de Deporte para Personas en condición de discapacidad. El sector deporte lo identifica como  actor del sistema de deporte paralímpico.  Su misión será sacar adelanta la Política Pública del deporte colombiano, con el Plan Decenal 2019.









Retos del  Director de Coldeportes.

·       Sintonizarse. Comprender con rigor, seriedad y sin presunciones, sesgos  ni pre conceptos en  qué  se está  metiendo.  El establecimiento deportivo es un país político análogo, más difícil de concertar. La sinfonía cuasi imposible.

·        Desarrollar la Política Pública Deportiva con el Plan Decenal del Deporte hoy sin   finanzas.

·        Incluir la Política Pública Deportiva en Plan Nacional de Desarrollo 2010 - 2014.

·        Conseguir un  documento  Conpes  con finanzas para el sector. 

·        Impulsar la creación del Ministerio del Deporte, con finanzas.   

·        Realizar el Mundial Juvenil Sub 20   2011.

·        Realizar los Juegos Nacionales de 2012.

·        Participación de Colombia en Guadalajara 2011 y Londres 2012.

·        Impulsar la prioridad del Presidente Santos de buscar la Clasificación de Colombia a Brasil 2014. ¿Cómo? He ahí la cuestión.

·        Sintonizar y lograr que funcione un sector deporte demasiado frágil y vulnerable, un sector deporte que no une, cohesiona ni articula.  Donde prevalece el imaginario y actitud  feudal, excluyente y cerrada del siglo pasado. 

No es cuestión de subirse a un palco. Demasiado complejo.
    
--


------------------------- 
FÚTBOL COLOMBIANO FIFA – Dicen que las niñas de la selección sub 20, cuarto lugar en el Mundial FIFA femenino 2010, ostentan el logro más importante de Colombia en un torneo de fútbol orbital FIFA. Vale la pena conocer el pensamiento de los autorizados en la materia.

Seguidores