lunes, 31 de octubre de 2011

¿Habemus organización deportiva seria ?

¡ Gracias a los atletas, primero y en esencia ! . Instalados en deporte siglo 21


 
                                     Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube
  Escrito Hernando Ayala M.  

¿Habemus organización deportiva seria ?  
Lecciones de Guadalajara 2011.  Proceso, sostenibilidad, continuidad

El logro de Colombia en Guadalajara 2011 es contundente, irrefutable, nítido e insoslayable. El objetivo cuantitativo fue sobrepasado con amplitud y en los análisis cualitativos debe haber un saldo idéntico.  Pensar que en el aspecto esencial, del alto rendimiento deportivo, estamos instalados ya en el deporte del siglo veintiuno, no debe ser error.   Medellín 2010  y Guadalajara 2011 son hitos históricos, estaciones de un proceso sostenido adelantado por la organización deportiva  colombiana.  Habrá oportunidad de un análisis reposado con el foco en la gestión de la organización deportiva que ocupa nuestro interés, sin descuidar la observación permanente sobre la evolución de nuestros atletas y todo el proceso deportivo. Alguien tiene que ocuparse del gobierno deportivo y su desempeño.  

Hoy desde la perspectiva del deporte como política pública queremos insistir en  las  Gracias a los atletas, primero y en esencia.   Gracias a un trabajo organizado en equipo donde todos cuentan, cada uno en su medida. Atletas, profesionales del entrenamiento, profesionales de la gestión técnica, dirigentes de la gestión administrativa y política,  servidores públicos con responsabilidades institucionales en la materia.   Pero no gracias a nadie diferente de quienes sudaron los triunfos, ni primero que ellos ni por encima de ellos.

A nadie se le quita su mérito, pero cada quien en su sitio y en justa medida.  La oficina de gobierno responsable de conducir la política pública deportiva, se la pasó todo el tiempo en su estilo protagónico y propagandístico diciendo a cada instante  durante  la transmisión televisiva pública, con recursos públicos, que Colombia en Guadalajara 2011 es gracias a ese despacho. Eso del autobombo, la propaganda con recursos del erario, el aprovechamiento de la dirección de la gestión para promocionarse, es una inveterada manía del concepto erróneo del  ejercicio de la función pública en Colombia.  Eso de seguir pensando que ciudadanos, dirigentes y en este caso atletas deben seguir con el cuento de "gracias al doctor que nos dió" para referirse a un funcionario ejecutor de recursos públicos, es ni mas ni menos la visión a erradicar del concepto de gobierno en nuestra sociedad. No más ese cuento trasnochado. "Gracias al doctor estamos vivos", "agradezcanme a mi que están vivos" decía un megalómano. "Es que el doctor es el que nos está dando de comer". Esa perversión del ejercicio en la función pública no puede existir más en siglo veintiuno. Esquema de pensamiento feudal a erradicar.

Todos cuentan en este logro, cada uno en su medida, pero hay unos que deben tener más pudor y discreción que otros para dar buen ejemplo. Son los atletas quienes deben cacarear su gloria y no el utilitarismo.

Que a nadie se le ocurra afirmar que gracias a su sello personal desde la burocracia esto se logró.  La verdad es que el sobresaliente desempeño de Colombia en los Panamericanos, es resultado de un proceso colectivo, articulado, ordenado, de bastantes años. Hoy con más convicción y más sincronía entre los tomadores de decisiones en la gestión deportiva. 

Si de hablar de la gestión pública del deporte en este gobierno se trata para reconocer y celebrar,  será justo hacerlo al corroborar que logra el acierto de implementar y hacer realidad la política pública deportiva construida con poder ciudadano incluido.  Acaba de desbaratar el poder ciudadano en Colombia una burbúja de la política electoral personalista que imperó durante la primera década del siglo 21. La gestión pública con pensamiento feudal, en plena era de la sociedad global, donde solo debe haber ciudadanos universales.  

La gestión del deporte es el ejercicio de un derecho  materializado entre todos. Que nadie se llame  a engaños con presunciones de mecenazgos desde  presupuestos públicos o mesianismos según los cuales antes de su llegada no existía nada y todo era caos y desastre. Complejo de Adán que llaman. Falacias de la falta de grandeza pública que no pueden ser permitidas.   Será  inadecuado y desagradable ver  imagenes de funcionarios entregando cheques premios por medallas,  impresos  tamaño  pliego  para la pantalla  a los atletas campeones.  Eso es abuso y propaganda de mal gusto.   Que se cumpla el compromiso y se informe a los ciudadanos, sin tanto aspaviento ni pantalla.

CaballeroPortada

Lecciones de Guadalajara 2011
Proceso, sostenibilidad, continuidad.

Colombia avanzó en muy significativa medida en su proceso hacia la meta de tener un deporte élite de siglo 21, una organización deportiva seria, una visión ganadora que lo convierta en potencia deportiva continental, horizonte de su política pública deportiva.    Estos resultados son el reconocimiento del poder de la discplina, talento, capacidad, compromiso  y autoconfianza  de atletas, orientadores técnicos, profesionales de la organización deportiva seria. Cero protagonismos gratis.

Esto es resultado de un proceso con muchos años de trabajo.   


Reconocimiento a Nombres de actores relevantes de la gestión deportiva.

Baltazar Medina. La tiene clara. Ha sobrepasado el estilo cerrado y excluyente que imperó en  más de setenta años en el COC. Comprende el deporte como asunto público, proceso social, derecho para todos, política pública, y muestra coherencia con esos criterios.

Rafael Lloreda Currea.  Felicitaciones. Jefe de Misión Guadalajara 2011.   El suyo es un caso para conversar con amplitud sobre el antes y después del deporte  en la frontera del nuevo siglo. Tiene de las dos épocas. Tiene como nadie en el actual gobierno del COC el disco duro sobre ese proceso.  Doy fe de la disciplina, rigor y austeridad figurativa de un dirigente incuestionable en compostura.  Más de un cuarto de siglo en la tarea dirigencial es meritorio.  Se notó un trabajo  profesional y ordenado.  Conozco el estilo meticuloso, riguroso de Rafael Lloreda. Buen premio le tocó con esta jornada histórica.   Ojalá podamos decir lo mismo de Ciro Solano al final de Londres 2012.

Son muchos quienes hacen trabajo duro en un proyecto de esta envergadura, tendremos la oportunidad de dar cuenta de  más nombres en ese trabajo.


Cubrimiento periodístico. Información  pública.  Tuvimos información oportuna de la participación de Guadalajara. El servicio en Señal Colombia, un trabajo periodístico digital web 2.0  de soporte a la transmisión televisiva, para destacar. Suplió el deficiente trabajo de prensa en la organización de los juegos.   Hubo buen cubrimiento de medios periodísticos privados.  Buen trabajo  periodístico de quienes hicieron esta función pública sobre la participación de Colombia. Reconocimiento por el profesionalismo. 

   
<>  D2020 - Escrito Hernando Ayala M.

Jueves 27  de octubre de 2011 -  Deporte 2020  - Centro de Información, Pensamiento, Periodismo  y Comunicación
Visión Precisa Diversas Miradas.

  



Colombia Panamericanos
 

miércoles, 26 de octubre de 2011

¡ MEMORABLE ! DÍA DORADO PANAMERICANO DE COLOMBIA 7 OROS PESAS, PATINAJE, ATLETISMO, GIMNASIA









Síguenos en FacebookSíguenos en TwitterSíguenos en YouTube  Escrito por Hernando Ayala M. 
                                                                              PatinajePortada    



Colombia regresa de Guadalajara 2011 con un saldo notable  a su favor, que le permite pensar en su meta deportiva a 2019 como potencia deportiva continental.  
A cuatro días del final de los Juegos Panamericanos edición 16, la más numerosa y mejor dotada delegación colombiana en la cita cumbre del rendimiento deportivo de las Américas,  sobrepasó lo realizado en Río 2007 y mira con ambición lugares no calculados.  Subirse al club de países capaces de acumular más de 20 medallas de oro. México está a la vista  al cierre de la generosa jornada que le entregó 7 metales dorados  en disciplinas inéditas   en ese nivel para el país.  

La brillante presentación colombiana en la jornada doce no lo aleja del acoso de Argentina que le respira cerca en la disputa por la sexta posición que es la meta presupuestada en el desempeño colectivo por los nacionales.  La jornada doce de  Guadalajara  aportó a Colombia títulos sin antecedentes en  Gimnasia, Atletismo, Pesas femeninas y Patinaje, que mantiene la expectativa como potencial artífice  en el día 13 de llevar el tricolor  al  nivel superior de las  20 medallas doradas.

Ya la delegación nacional trae la cara en alto con lo obtenido.  Está cerca de los resultados posibles como saldo final de Guadalajara 2011.  Conservar el sexto lugar, izar la bandera y hacer sonar el himno nacional  20 veces con  igual número de títulos,   y subir 70 veces al podio panamericano. Ese presupuesto está al alcance.  Colombia ya divide su historia panamericana  antes y después de Guadalajara 2011.    Aliciente para pensar en un resultado parte aguas igual en Londres 2012  con un antes y después en la historia olímpica nacional.

Mucho está haciendo bien la organización deportiva colombiana en la dirección correcta. Hay un proceso para valorar, evaluar, fortalecer y vigilar con el celo que merece la salvaguarda de lo público.  Proteger el proceso deportivo colombiano es un buen propósito en medio de las veleidades individuales de la política parroquial.   Por ahora, todo el honor para nuestros  atletas  por  su vocación de buen ejemplo y compromiso con Colombia.  Que se alisten los atletas paralímpicos, pues la competencia es en serio y con resultados  superiores a Río 2007  en un deporte que no admite cuentos del corazón. Esto es con logros efectivos traducidos en medallas.     D2020 - Hernando  Ayala.





 Jueves 27  de octubre de 2011 -  Deporte 2020  - Centro de Información, Pensamiento, Periodismo  y Comunicación 
Visión Precisa Diversas Miradas.

lunes, 22 de agosto de 2011

SIN EL PAÍS NO ES POSIBLE, CONTRA EL PAÍS MENOS, SEÑORES DEL DEPORTE


LUNES 22 DE AGOSTO DE 2011




Aprendizajes y  Mega Lecciones de un éxito colectivo...
Se acabó la era de la indecencia en el deporte. No es viable burlar el país con la inmunidad de las "supra legislaciones" del deporte asociado  
  • Un ser humano "sepultó" una oportunidad de oro que tuvo  para conducir el proceso de un símbolo nacional y su caso está cerrado. El Presidente de la República le había dado toda su confianza al entrenador Hernán Darío Gómez y ahora se la retira.  Duro pero es el precio de un error humano. Nadie juzga, pero el precio es correcto.   
  • Durante las recientes cuatro décadas, después  de la era Senior, los "Señores del fútbol"  se burlaron del país.  Ese tiempo se acabó, aunque seguirán apóstoles del cinismo  dando respiración artificial a todas las mañas que subsisten. El fútbol no queda aséptico por obra y gracia. 
  • Llegó la  era de rendir cuentas. El deporte es un asunto público  y el respeto es esencial para avanzar como nación en desarrollo deportivo.  
  • Burlarse del país  abusando del manejo del deporte no podrá ser posible con complicidad  gubernamental.  Muchos no lo vamos a permitir. 
  • Prevención de Desastres Éticos y Morales.   
  • El Mundial FIFA Sub 20 deja lecciones contundentes e insoslayables sobre la decencia indispensable en el manejo del deporte: Entre todos es posible. Ganó Colombia  como país  un gran aprendizaje, auto respeto y reputación internacional deportiva.  Un potosí en  prestigio.      
Cuando el bárbaro  Gonzales Alzate  barbotaba  desafiando al país en medio del mundial sub 20, diciendo que  "el fútbol es soberano para hacer lo que le venga en gana"  anunciando su ratificación al entrenador Hernán Gómez, no tenía ni idea del  hara kiri  que se practicaba  como principal exponente de una forma de ver lo público de manera abusiva  y con  pensamiento  feudal.  Lo peor que le pudo pasar a los federados en este deporte  fue que este  "dirigente"  dijera lo que dijo.  Se quedó en el viejo y detestable esquema del manejo turbio y mañoso de este asunto nacional. 
Muy de madrugada en la semana pos mundial  y sin medias tintas, el presidente de los colombianos envió un mensaje contundente a la dirigencia deportiva de Colombia, a través de los señores del fútbol  que aún no deben comprender el calado  de la intervención del  jefe del estado en su malhadada soberanía mal entendida, autonomía distorsionada y abusada. 

"Señores, con el país completo a su favor ustedes pueden sacar adelante empresas como este mundial FIFA Sub 20, manejando con decencia y limpieza un bien público nacional, el símbolo de unidad que es el fútbol. Así logró Colombia este éxito.  Luego mal pueden pretender  seguir con las mañas viejas de hacer lo que les da la gana, burlando la opinión nacional  y haciendo lo que les parezca en contra  del país,  contrariando y llevandose por delante  la opinión nacional ". Ese es el sentido del mensaje enviado por el presidente de los colombianos. Una carga de tal profundidad  con un alcance que apenas deben estar empezando a entender.  

Pero no es sólo para los del fútbol,  es para toda la dirigencia deportiva encapsulada y encriptada en sus manejos "privados"  de un deporte que es bien público nacional, con símbolos nacionales, con nombre nacional y que ese esquema de pensamiento feudal sigue manejando como asunto excluyente y finca personal.  Un deporte que como dijo Baltazar Medina, presidente del Comité Olímpico Colombiano, se gestiona todo con recursos del gobierno.  Que nadie se haga el de la vista gorda. Esto cambió y es a otro precio. 

Gonzales y los de su especie, se quedaron anclados en la vieja mentira  manipuladora según la cual,  FIFA  es más imperio que los Estados Unidos, porque la superpotencia respeta algo legislaciones y constituciones nacionales e internacionales, en cambio  la multinacional planetaria más grande del negocio deporte, dueña del imán más poderoso del orbe,  está  según ese mito, exenta de cumplir leyes de gobiernos  y está facultada para imponer su ley  do quiera  que fuere.  Eso no va más  en países decentes  y es seguro que FIFA lo entiende, así se siga llevando todas las ganancias. 


Que el presidente de la República con todo el peso y autoridad ganada en el tema deportivo que ha convertido en política de primer orden en su gobierno, le "ordene" de manera cordial y diplomática  al  fútbol que  debe tener un entrenador diferente  al caído profesor Gómez,  es  un mensaje de muy hondo calado que todos tienen que entender bien claro. "Aquí no van a seguir haciendo lo que les venga en gana". 

No más ley del embudo ni país rey de burlas, señores dirigentes del deporte. A portarse serios todos los actores del sistema nacional del deporte. Gobierno, tecnócratas del deporte, academia,  dirigencia, periodistas,  y los protagonistas centrales, los atletas. 


Buscaremos más lecturas y aprendizajes de esta experiencia  en todo su rigor, pues el deporte  en Colombia  tiene que dejar de ser folclor  y convertirse en asunto público serio. Nuestra próxima conexión será  sobre  la Prosperidad del Deporte Colombiano después de sintonizado el presidente de la República con la Política Pública sectorial,  en el Acuerdo para la Prosperidad de  agosto 20.  Aún hay demasiadas personas que no se han sintonizado con la época que vive  el deporte  colombiano.  
Quedan pendientes las cuentas del fútbol en el mundial  sub 20. 


Frase de Francisco Maturana, clara y contundente:  "El jugador de fútbol colombiano, aún es un producto mal terminado. Lo demostró en el mundial  sub 20" .  ¿ Alguien lo duda ?.


Pensamiento Deporte 2020. Para ser mejores actores responsables de un rol en el desarrollo del deporte, hay que procurar  construirse como  seres humanos de primerísima calidad y en evolución hasta el día final de cada quien. <>  H. A.    



martes, 2 de agosto de 2011

" NATA PERIODÍSTICA " PREVENIR MANOSEO MEDIÁTICO DEL PERIODISMO LEVE




  • "NATA PERIODÍSTICA" LUGARES COMUNES, TÍTULOS PREDECIBLES, FÓRMULAS CLICHÉS, SUPERFICIALIDAD PARA INFLAR. DE TODOS ESOS MALES ESTÁ POBLADO EL FACILISMO QUE CUNDE EN ALTÍSIMO PORCENTAJE DE LOS CONTENIDOS PERIODÍSTICOS DEL DEPORTE REPLETOS DE CALAMBURES BARATOS, AGOTADOS DE TANTO REPETIRLOS. EN ESA TRAMPA CAEN MUCHOS JÓVENES ATLETAS EN PROCESO. CUIDADO CON LA SUB 20 Y EL MANOSEO MEDIÁTICO. DEPORTE 2020 COLOMBIA GANA Todos Juegan Hernando Ayala M

    www.elespectador.com
    Periódico El Espectador, información de Colombia y el mundo. Actualidad política, Economía, Cultura, Deportes, Entretenimiento, Nación, Paz, Negocios, Investigación, Salud y mucho más.



    Hay que impedir el manoseo mediático que tanto daña, para  proteger a los atletas,
    nuestros campeones, de las fórmulas retóricas facilistas, vendedoras de mitos y leyendas  fantasiosas creadas por las mentes  "espectaculares"  interesadas en inflar el espectáculo negocio para  rentar más.

    Periodismo responsable  y dirigencia  con responsabilidad social, requiere el deporte en Colombia.   No es posible seguir  frustrando y desilusionando  con  fracasos creados  por títulos anticipados, no ganados, inventados por  el deseo de  unas narrativas  al servicio de la industria mediática urgida de rating y facturación.

    El deporte es algo demasiado serio como para dejarlo en manos de la especulación  y manoseo mediático.  Cada que surge un talento  deportivo, la cacería mediática y el manoseo dañan  carreras fugaces que podrían convertirse en  maravillosos procesos  ejemplares para una sociedad necesitada de buen ejemplo.

    El exitismo y la acultura de ganancias rápidas, mantiene infestado con este virus  a todo un sistema. En esto debe trabajar el periodismo de escuela con sus formadores serios, éticos, responsables de  profesionales de la información pública.

    La Nata Periodística es una buena analogía de un joven docente antioqueño en un proceso formador de periodistas, para definir la  actitud proclive a la mediocridad informativa, dada por la superficialidad, levedad y ligereza en el tratamiento de temas y contenidos. Muy propio y en vía de arraigo en la era de la información  veloz y fugaz que se convierte en patente para la mediocridad.  No es el periodismo el que se va a acabar,  es la mediocridad periodística la que no sobrevivirá en la era informacional  donde todos pueden informar, pero pocos tendrán el peso específico para ser reconocidos auténticos periodistas.  Con titulares y contenidos leves, calambures baratos, nadie pasa la prueba para estar en el periodismo que necesita hoy  la sociedad.
      >
     DEPORTE 2020.  H. A.




miércoles, 20 de julio de 2011

EL MEGAEVENTO ¿ QUÉ GANA COLOMBIA ? > Significado.

                 


Ganancias  competitivas de País...
EL MEGAEVENTO HISTÓRICO. ¿ QUÉ GANA COLOMBIA CON LA VITRINA DEL MUNDIAL FIFA JUVENIL 2011 ?  
  • Es la vitrina deportiva más grande de la historia colombiana.   ¿500 millones de televisores encendidos por todo el mundo?  No tanto, pero sí muchos millones. 
  • Costo beneficio, el Pareto social  frente a la ley del embudo FIFA.  
  • Peso específico como país. Bálsamo paliativo en la coyuntura sociopolitica nacional.  
  • Sin derecho a un fiasco futbolístico. El sueño de ver buen fútbol. 
  • Branding, mayor posicionamiento y top of mind colombiano y de ciudades como Bogotá en el planeta deportivo. 
  • Infraestructura actualizada  para administrar ¿por privados?.
  • Oportunidad de mayor apertura y profesionalización  en la gestión deportiva.  
  • Impacto del mayor evento deportivo en importancia global realizado por Colombia.    
León Londoño y Alfonso Senior este el mayor visionario que tuvo el deporte colombiano el siglo pasado, dijeron desde hace 37 años,  Senior en 1974 en Alemania, que Colombia estaba en capacidad de hacer el Mundial de Fútbol categoría absoluta, hace 25 años en 1986. Londoño todavía dice hoy que si un político presidente no se hubiera atravesado, con 90 patrocinios empresariales, lo habían hecho. Era un mundial de 16 selecciones que debió hacer México por renuncia nuestra.  Hoy un cuarto de siglo después de ese desafío que no pasó de ser un sueño, perdida la confianza otorgada a Colombia entonces,  el país en medio de sus avatares no tiene derecho a  mostrar ni un lunar en el compromiso con el  fútbol mundial, la pantalla más potente  y vendedora del planeta. ¿Sí podemos? ¿Qué nos quedará?

"Los españoles vinieron por el oro hace quinientos años y ahora se llevan toda la plata", dijo el maestro Pelaez, la voz mayor del fútbol en la prensa nacional,  en su conversadera radiofónica de la cual no prescinde el grupo español que le paga, porque sigue encendiendo radios.   FIFA, la propietaria de la carpa, el circo más visto del mundo, con su negocio privado, viene  "a por todo el efectivo, el cash money" que los colombianos y visitantes le inviertan al mundial juvenil de fútbol. 

Los cacaos del fútbol juegan a la perfección el negocio privado que hoy impera en la economía de mercado que gobierna el mundo.    La religión que puso a China, civilización de seis milenios a imitar el depravado sistema consumista de desarrollo de una civilización de negociantes con escasos doscientos años de historia,  referencia de Paolo Lugari en reciente coloquio ambiental.  De ese calado o alcance es el juego que practican los señores del negocio deporte.   

La verdad economicista que se llevó por delante a todo mundo, tiene como dogma de fe suprema acabar con el Estado. Ni más ni menos, desbaratar lo público para imponer sin ninguna restricción ni regulación  la dictadura del mercado que siembra inequidad, concentración de riqueza y aumento de pobreza inclusive en Estados Unidos. En Colombia está en pleno furor ese fundamentalismo: "Hay que dar todo a los ricos para que empleen más pobres que no saben emprender" dice el credo de la confianza inversionista  del AIS y sus apóstoles hoy enredados con la justicia. Sociedad de amos y limosneros.  Así es la ley de los zares del deporte negocio orbital y parroquial. Pan y circo. Más ventajosos que los dueños de Transmilenio. Que el Estado ponga todo y ellos se entienden con la rentabilidad.  Luego que el Estado arregle todo lo que se dañe.   Ellos se van. Así, como en cualquier equipo de fútbol colombiano. En realidad lo verdaderamente odioso del deporte son los negociantes y sus negociados. Hieden.  
  
El Imán fútbol. También es verdad innegable, que tienen un poder mágico como el imán de Macondo cuando llegó: una fuerza de atracción portentosa que pone a mirar a casi todo mundo desde cualquier punto del orbe donde se encuentre, en el foco que ellos pongan. Logran fijar centenares de millones de miradas en el punto del planeta ordenado por ellos.  Eso vale demasiado como oportunidad en esta cruda y brutal realidad.  

El Megaevento ¿ Qué bueno nos deja?

Entonces, ¿Si FIFA viene por todo el metal, qué le queda al país anfitrión de estas "ferias y fiestas" ?   La inversión es descomunal para una nación en crisis, cercada por el cáncer de la corrupción en lo público y el gran corruptor privado. Todos los derechos se privatizaron como negocio en Colombia y la plata de esas ventas se fue al bolsillo de los particulares más ricos fuera de Colombia, la mayoría.  Cundió el mal ejemplo. Recordar la transferencia más grande de la historia que no pagó impuestos. Defraudación refinada con una marca cuya botella usa hoy como tapete la bandera nacional como patrocinador de otro símbolo "patrio" franquiciado a los privados: la selección de fútbol.

En medio de semejante paisaje, la vida continúa y hay que construir. Volveremos con las facturas después de la fiesta. El escenario hoy es de dicha. "Fuera los aguafiestas amargados" dirán los que están haciendo su fiesta monetaria.   Supongamos que no estamos en Cundinamarca,  somos Dinamarca, nada nos duele  y todo está como para dedicarnos al jolgorio del fútbol. 

Soñemos con las ganancias que nos dejará como capital social, como activo colectivo el más grande evento deportivo de que se tenga memoria en tierra colombiana.  ¿ Como Megaevento este sobrepasa a los juegos suramericanos de 2010 en Medellín? En estructura y logística no, dirán los expertos. En números cuatrocientos futbolistas no son más que cuatro mil atletas en 41 disciplinas deportivas. Pero 24  países de cinco continentes, sí son más que 15 de los juegos Odesur 2010.  En cobertura e impacto global si es de lejos el Megaevento de mayor dimensión y alcance con epicentro en Colombia.  Ahí hay una ganancia útil.  

Ganancias, todas activos de capital social. Más competitivos. 
  • Branding. Las marcas Colombia, Bogotá, Barranquilla, Medellín y ciudades del mundial, aumentarán su valor.   ¿500 millones de televisores encendidos por todo el mundo?  No tanto, pero sí muchas decenas de millones en todos los continentes. 
  • Peso específico de País. Reputación, confianza y oportunidades.  Crecer en auto confianza, competitividad y credibilidad internacional. Ese plus, valor agregado, solo se consigue con este tipo de costos.  Es menos difícil ser colombiano allende las fronteras con este tipo de logros. Es el equivalente al esfuerzo que hace una familia estrato tres enviando un hijo a estudiar en Harvard o similares. 
  • Infraestructura actualizada. "Entable" dicen en Corabastos o barrios populares. Escenarios, parque suficiente para nuevas sedes de megaeventos de este nivel hacia arriba. Peso específico como sede de grandes certámenes en diversidad de temas, y en el foco deportivo.  
  • Capital humano. Oportunidad y desarrollo de mayor apertura y profesionalización  en la gestión deportiva.  Para ser gestores y gerentes de calidad para llegar al sueño de potencia deportiva armónica, el peso específico profesional se obtiene en este tipo de experiencias. Tanto dirigente mañoso y marrullero arrasado por la técnica, tecnología y demás gajes competitivos,  tiene que dar paso a los millares de gerentes deportivos egresados de facultades profesionales  que permanecen en la banca, para subir el nivel del desarrollo deportivo desde sus diversos ámbitos. 
  • Son más los ítems de capital social que deja un megaevento como este que rueda en la lógica del que realizó Medellín en 2010, donde la sala de la casa parecía un paraje de ciudad europea, estampa y momento real que le permite a una familia pobre, creerse la verdad de ser parte de algo posible para salir del círculo vicioso y la espiral de pobreza, exclusión y violencia. Ver una gala de esta dimensión en la casa propia tiene un efecto vivencial de aprendizaje, que cuesta todo lo invertido.
  •    
  • ¿Posible Ganancia?
    El sueño de un título importante. ¿Seremos campeones mundiales juveniles? Probable pero poco posible. Sería muy útil. Si en algo nos hemos acostumbrado a ser secundarios es en resultados de fútbol. 
    Lo mínimo esperado es una actuación decorosa, digna, de buen ejemplo, que no manche el buen nombre construido con este esfuerzo ni  deje un mensaje negativo a los juveniles futbolistas y deportistas colombianos en general. Sería inaceptable encontrar una selección mediocre y en conflicto.  
Los problemas de Colombia estarán ahí y no se resolverán con los más de quinientos mil millones que cuesta al erario toda esta operación, pero igual es cierto que una fiesta quinceañera  bien jalada nunca se olvida y trasciende en autoconfianza y autorespeto para toda la familia.   En esa fiesta, a los dirigentes del fútbol no hay que perderlos de vista y mirarlos con suficiente desconfianza. Han demostrado hasta la saciedad por qué merecen ser vistos así. No son de fiar. Yo no los llevaría a mi casa y menos los dejaría solos. 

Hay que gozar todos estos beneficios que justifican tamaño gasto público sin quitarle el ojo a las vagabunderías y  vagabundos que siempre están ahí depredando al erario.  ¿En la moda de destapar ollas, este mundial dejará alguna?  Hay que ver.      

Escrito por Hernando Ayala M. - Periodista.




Seguidores

Archivo del blog