miércoles, 30 de marzo de 2011

ALERTAS PARA PREVENIR DESASTRES ÉTICOS Y MORALES EN EL DEPORTE

                                                                                                                                             
        

Amenazas y peligros del erario en manos privadas

ONGs del deporte, no más ley del embudo

  • Rendición de cuentas para construir legitimidad y reputación.
  • Alertas a propósito de la entrega de recursos del gobierno a  COC, CPC y Federaciones deportivas.
  • Informar para prevenir desastres éticos y morales.
  • Lo público de cara al público.  No más puerta cerrada.
  • Juego Limpio en el tercer sector.  Por encima de la mesa.
  • No les puede resbalar el control social ni la obediencia a la fe pública.
  • Se llevaron todo el oro y les llegó la hora. “No hay poderes humanos eternos”  Mubarak, Gadafi, Hussein, otros en bananas republics   etc.
 “A nosotros no nos tienen acá para decir que somos buenos ni promocionarnos como tales. Estamos es para hacer lo que nos comprometimos a hacer, entregar resultados verificables, rendir cuentas  y mostrar logros”  Pensamiento expuesto por Soraya Montoya, Directora de la Fundación Saldarriaga Concha en Panel sobre Confianza y Rendición de Cuentas   en las Fundaciones Empresariales.

SEMANA              DEPORTE 2020
Por: HERNANDO AYALA M

A demasiada gente le resbalan la decencia, el decoro, la dignidad, el honor, el  buen nombre. Para ellos, en pleno siglo veintiuno, esos valores y principios son complejos de dinosaurios.      ¿ Qué significa hoy el vocablo Nule en Colombia y el vecindario ?. Los corruptos de la comarca no se dan por enterados, es el precio que hay que pagar por ser los más temidos de la cleptocracia.
"Mijo, si no lo hacemos nosotros, otros los van a hacer. No podemos ser bobos. Hay que ser vivos", fue el credo, la filosofía, el ser que sembraron en sus hijos. Para ellos el escarnio pasa y la plata queda. Por el amor al poder y el dinero, entregaron todo  aquello que Arturo Uslar Pietri  denominó la manera de ser decente, respetable,  el orgullo de pertenecer al bando de los "pendejos" en medio de la orgía de corrupción petrolera en Venezuela.

La mina  guaca de una ONG – Imaginario común.

"Ahora el negocio es tener una ONG. Vienen billones de dólares para lo social. Para reparar víctimas de minas, de violencia de todo eso. Hay que facturar en lo social. El mercado de fondos internacionales, deja gigantescas ganancias", dijeron muchos corruptos y regaron la especie. En los recientes quince años, el paraíso de las trampas se llenó de ONGS en una explosión de supuesta filantropía y amor por el prójimo. Trabajo social desbordado, miles de millones de fondos de cooperación invertidos sin llegar a los pobres, quedados por el camino y la realidad tal cual. Demasiadas preguntas, demasiadas cosas por explicar. 

Las ONGs del deporte

El deporte es un sistema multinacional organizado y articulado en nodos, entes jurídicos de naturaleza privada, que clasifican en el club de las ONGs más poderosas y rentables del planeta. ¿Quién, cual poderoso no se ha rendido a los pies de la FIFA  o del COI, con todos los tributos para pedir sus favores? Recordar la peregrinación a Copenhague por la sede que ganó Rio 16. Obama, los Príncipes, Lulla, los Jeques, etc. O Uribe en el oso de Guadalajara.   El negocio deportivo fluye, arrodillando gobiernos, regímenes y similares, para concederles aquello que derrite a los políticos, "vanidad, mi pecado favorito" dijo el diablo. La perdición de los políticos, la pantalla del circo más visto en el planeta.

El negocio de la filantropía usando al tercer sector

Demostrado entonces que las emociones, sensiblerías y perdones comprados con monedas, apaciguamientos de conciencia que se limpian con sobrantes, son el camino más directo a los bolsillos y cajas menores del capital, el instinto rapaz se ha disparado sobre un  negocio de altísima rentabilidad. Fundraising, corretaje de fondos de cooperación, donativos, para la filantropía. Bill Gates, Bill Clinton, y otros cuantos ricos de los ricos del planeta, se dedicaron a la filantropía o capitalismo social que llaman.

Hay filántropos de todas las especies, mega filántropos globales y micro filántropos  como vendedores informales con un kiosco de esquina o una chaza con dulces en un semáforo.  De todos los tamaños y haciendo de todo. La realidad social está ahí. Iniquidad y envilecimiento con incremento de pobreza y exclusión. La brecha de ricos más ricos y pobres más pobres y en mayor número.

El capital vía filantropía buscando imagen de samaritanos y en el fondo burlando el fisco, evadiendo impuestos por este camino.

Ley del embudo

El deporte entonces practica una exótica y formidable Ley del embudo: Las ONGs del deporte, Comités, Federaciones, Ligas, Clubes, de todos los niveles, son organismos privados, existentes por Ley en muchos casos, operadores de asuntos públicos, con fondos públicos, pero con administración privada no obligada a contar qué hacen, cómo lo hacen, como se va el dinero, al público, al ciudadano, ni siquiera a sus asociados pues idean todas las mañas para evadir ese control.    

Como en la genialidad del filántropo que quiere controlar el Comité Paralímpico Colombiano para su estrategia de filantropía privada no controlada por nadie.  Un genio en observación permanente.

¿Qué tal? Bonito así.  Todo indica que si  los  Nule hubieran sabido en su cuarto de hora, no estarían a la cabeza los negociantes que no rinden cuentas en el deporte que usa lo público de espaldas al público en sus cuentas.  Quede claro, en el deporte hay gente decente, y hay gente respetable con mañas turísticas  vitalicias, etc.

Cuentas claras  y reputación limpia

En el Comité Olímpico Colombiano, institución de grandes responsabilidades con lo público, doctor Lloreda, usted sabe que deben contar a los ciudadanos, en qué consiste el Convenio de 2011 con Coldeportes. Treinta mil millones, quince millones de dólares, son nada para un carrusel marca Nule, pero significan buen plata en el mapa de las ONGs del deporte colombiano. La plata gruesa del deporte se mueve en contrataciones de obras civiles  donde está el negocio de los contratistas. Algo así como trescientos mil millones en arreglos de estadios para que FIFA venga, haga la fiesta, se lleve el producido y quede el desorden.

Ni usar a los políticos, pero menos dejarse usar de los políticos, cuando se es depositario de la fe pública. 75 años del Comité Olímpico Colombiano, son un diamante. ¿Qué ha pasado antes con las cuentas?, no se sabrá más allá de quienes lo saben hoy, pero hacia adelante, y con fondos del erario en sus cuentas, el COC  debe vivir en casa de cristal. No hay que hacer la vista gorda con eso de dar a conocer la minucia del convenio, la destinación de los recursos, los informes de rigor técnico sobre los avances del alto rendimiento deportivo colombiano. Cuentas claras. Sobre la mesa. Es la forma de blindar una organización seria, creíble, que sea y parezca confiable en todas las  investigaciones de opinión pública. Es la forma de desterrar ese estigma e imaginario sobre el significado de ser dirigente en un país con tanta  corrupción como Colombia. ¿Qué es un dirigente que nunca rinde cuentas a los ciudadanos?  No basta con ir a un salón cerrado con asambleístas electores para presentarse balances que no pasan de ahí.  La confianza se construye de cara al público.

Hay miles de gerentes deportivos egresados de universidad, viendo el ejemplo de quienes hoy ocupan las posiciones que ellos sueñan ejercer con un desempeño superior por el rigor de la técnica y la ética pública y profesional. Eso cuenta demasiado.

El sacrificio de los próceres de la política negocio

No va más, se acabó el cuento de los políticos sacrificados prestándoles servicios a la patria. La política negocio, epicentro del tsunami de corrupción que tiene en  náusea permanente a cada colombiano con hígado y alma decente, ya no puede usar más ese estribillo, manipulador.  Igual en el deporte y su gobierno. Tanto el de nómina estatal, como el gobierno corporativo de los organismos de deporte asociado que en más del 95 por ciento de los casos, funciona con recursos públicos, fondos del erario sin rendir cuentas a nadie. El estribillo manipulador de estos que hacen lo que quieren sin resultados ni examen, es la agotada expresión, "somos apóstoles, voluntarios que sin ningún interés sacrificamos lo nuestro por dejarlo todo en bien del deporte". Ese es el argumento para no rendir cuentas. Ya no funciona más. 
¿Por qué el fútbol sigue en la mediocridad? Por la burla persistente a la fé pública. Van a usar el fisco colombiano para un evento ahora en julio. Veremos el balance. Generalmente es un uso recíproco dirigentes – políticos. “Nosotros ponemos el Estado al servicio del circo y ustedes neutralizan la opinión con el show. No les vamos a pedir cuentas. Pidan lo que quieran”.  Es la lógica.   
Ah,  que es que pasa en las mejores familias y que seguirán en el tráfico y que todo será así: Ni los Nule, ni Mubarak, ni Gadafi, han sido inmunes al precio de la corrupción. La impunidad también tiene un límite y por ello los torcidos del mundo deben saber que época están viviendo en su amor a las trampas.
Vivimos una época en que todo es menos difícil averiguarlo y difundirlo. Wiki Leaks. <>

‎NO A LAS TRAMPAS  PROTEGER AL DEPORTE. "Es nuestra responsabilidad como seguidores del olimpismo, apartar las trampas y advertir los peligros de los que debemos proteger al deporte". Clemencia Anaya citando a Jacques Rogge    "Sabemos que el desarrollo del deporte no sería posible sin la cooperación de los gobiernos y las autoridades públicas. Pero también hemos visto cómo el deporte puede ayudar a los objetivos de las autoridades públicas."        >  D2020: En esa dimensión, el olimpismo como ejecutor de recursos públicos, debe promover una política de claridad y rendición de cuentas ante los asociados que son todos los ciudadanos, no solo los dirigentes de deporte asociado que votan en sus asambleas. Es ante el público porque son operadores de un asunto público. <>



DEPORTE 2020 APD Agencia de Prensa Digital  www.deporte2020.com
deportecolombiano@gmail.com

POLÍTICA PÚBLICA DEL DEPORTE COLOMBIANO. GOBERNANZA DEPORTIVA CON TODOS.

sábado, 26 de marzo de 2011

EL FOCO DEPORTIVO PRESIDENTE SANTOS - VALOR Y PESO SOCIAL DE UN TÍTULO COLECTIVO

                                                                                                                                             
        





Por: HERNANDO AYALA M

El valor de un título mundial y el  peso social del deporte de barrio 
El “Micro” ha llevado de la mano a millones de jóvenes colombianos fuera del vicio a la adultez 
  •  Me quito el sombrero ante el proceso de décadas iniciado por “El Pantalonudo” Jaime Arroyave  y todos quienes le sucedieron en la gestión del fútbol de salón para llegar hasta donde llegaron. Ellos son los precursores del título de Colombia Campeón Mundial de Fútbol de Salón.  
  • Formidable  que a Juan Manuel Santos le haya correspondido envolverse en un título mundial de deporte popular, de barrio.  
  • Un proceso sostenido durante décadas ha llevado a Colombia con su fútbol de salón a tener los mejores  del mundo, como en el patinaje.   
  • Fútbol de salón, deporte sin franquicia del negocio FIFA, es fiebre hoy más que nunca.  Jhon Pinilla, “el Messi del micro”, gran referente para los jóvenes colombianos.   
  • Felicitaciones para todos los luchadores de este proceso que pusieron para que Colombia alcanzara tan magnífica alegría. Significado y valor del más importante título de un deporte colectivo colombiano con nombre de balompié.   
SEMANA              DEPORTE 2020
Millones de muchachos de barrios colombianos, han logrado sobrepasar el trance de la adolescencia y juventud completa,  dándole al microfútbol, fútbol de salón como se le denomina en el sistema organizado. El micro ha llevado de la mano a demasiados jóvenes fuera del vicio, permitiéndoles paliar todos los complejos y demonios de la antesala a la adultez en la escasez material y social.  Allá en el barrio, con los Vergara, los Orjuela, los Gutiérrez, los Velásquez, los Herrera, Aponte, Rocha, Sabogal,  jugamos micro  en la adolescencia en jornadas de sol a sol. Así fluía la disciplina más espontánea que blindaba contra el vicio a tantos jóvenes. En cancha de cemento,  bajo el sol y la lluvia.

Después jugábamos los campeonatos de medios, prensa, radio, televisión,  y disfrutábamos igualmente.  Así como disfrutan  después de cada almuerzo sus “banquitas”  los “rusos”, obreros y oficiales de construcción al lado de cualquier obra  en cualquier espacio. Un día los vi jugando en la Plaza Núñez del Capitolio, mientras  hacía la remodelación de la sede del legislativo colombiano.

Presidente Santos y  deporte popular

Ironías interesantes de la vida,  al Presidente Juan Manuel Santos y su Director de Deportes, Jairo Clopatofsky,  amantes de deportes  mediáticos, rentados y de “abolengo”,  los que dan prestancia a  la “gente bien”, les correspondió levantar la Copa  más importante que ha ganado un deporte colectivo, jugado con los pies  y con nombre de balompié, expresión de esa pasión,  con el título mundial del más popular de  los “fútbol” existentes. El Micro,  el Fútbol de Salón, como ordena decir la organización deportiva.

El gobierno tiene la responsabilidad  de dar juego a todos, en la práctica del derecho social  de la educación física, cultura física, recreación y deporte, todas manifestaciones de una vertiente, esencial para el desarrollo de las sociedades hoy.  

Qué bien que les haya correspondido ver de frente y sentir esta vivencia. Este resultado de un proceso que han forjado “gladiadores” de la gestión deportiva a pulso, como Jaime Arroyave, Manuel Sánchez y todos quienes han puesto el fútbol de salón  en el nivel que lo practica Jhon Pinilla, el Messi del micro, y todo el equipo.

El gobierno Santos debe incluir  al Microfútbol, Fútbol de Salón, como uno de los siete deportes del Plan Supérate, la política deportiva de la actual gestión gubernamental. Ver sobre Plan Supérate         Otro Enlace del Plan Santos.

El foco y la equidad de la política pública deportiva.

Ese es el foco, por ahí es el camino, señores de la alta política pública. El deporte de barrio, el deporte del mejor balance social. La Equidad de la gestión pública en el deporte, exige que haya suficiente atención para el proceso social del deporte. No quedarse en la idea de hacer como hace el Estado capitalista con los banqueros, ganancias privadas,  pérdidas socializadas y pagadas con el erario. Eso de financiar el fútbol rentado con fondos crédito de Findeter, no está claro para nadie de a pie.  ¿Debe el gobierno hacer algo así?

Habrá ocasión y espacio suficiente para seguir con la mirada de fondo  del deporte como asunto serio. Recordar que en nuestros significados colombianos,  tomarlo como asunto deportivo, o de manera olímpica, tienen connotación  o matiz peyorativo ajeno al rigor y la seriedad. Por ahí hay que comenzar, por desmontar imaginarios como aquel de la “vagancia del deporte”.

Hoy Colombia tiene autoestima recuperada por cuenta del  humilde y popular  “micro”, hermano  estrato uno del deporte mediático.  Hay que aprovechar esta ola,  esta onda  positiva y fiebre de  micro que habrá por todas partes, con tanto muchacho y niño que querrá ser el “Pinilla”  y el “Cuervo” y “Santofimio” (algo bueno para el apellido)  y “Celis” de cada picadito que se juega en cualquier espacio.  Buen tiempo para las canchas sintéticas en salones de alquiler a cincuenta mil la hora que hay en tantos espacios.  La gente sin acceso a esas tarifas, seguirá orgullosa con sus raspones en rodillas y codos en las  canchas de cemento.

Felicitaciones familia del  Fútbol de Salón, Microfútbol, Micro, en donde quiera que se juega. A fortalecer el proceso  pues tienen hoy todo el foco para esta disciplina. A sacar lo mejor para fortalecer este proceso social,  aprovechando bien este cuarto de hora. <>

¿Por qué las Selecciones Colombia de Fútbol femenino y Fútbol de Salón desde la austeridad y escasez,   sí ganan  lo que no gana el fútbol  convencional, el de Bedoya, Gonzales, Bolillo, Maturana y Lara,  con toda la abundancia que posee?  Sencillo: Hasta ahora, están libres del demonio  veneno  del  negocio  controlado por los negociantes que tienen postrado en la mediocridad  al  pasional y bello fútbol de multitudes, estadios, patrocinios  y medios.


DEPORTE 2020 APD Agencia de Prensa Digital  www.deporte2020.com
deportecolombiano@gmail.com

POLÍTICA PÚBLICA DEL DEPORTE COLOMBIANO. GOBERNANZA DEPORTIVA CON TODOS.

domingo, 6 de marzo de 2011

A RENDIR CUENTAS COMITÉ OLÍMPICO COLOMBIANO



"El trabajo de los periodistas no consiste en pisar las cucarachas, sino en prender la luz, para que la gente vea cómo las cucarachas corren a ocultarse."" - Ryszard Kapuściński



A Rendir cuentas Comité Olímpico Colombiano 
Treinta mil millones del erario en manos del deporte asociado      
  •  ¿Alguien recuerda alguna rendición de cuentas clara, en detalle, del deporte federado sobre inversión de recursos públicos?   
  • ¿Felices los clientes de Coldeportes? ¿Para cuánto alcanza?  
  • Debe ser publicado el Convenio Gobierno Comité Olímpico y todos los convenios vigentes con inversión de recursos públicos en el deporte. Nadie puede pasar de agache.
  • El Comité Olímpico Colombiano, ente privado,  debe ganar credibilidad con rendición explícita de cuentas en el manejo de dineros del Estado.  
  • Acuerdo para la prosperidad en el fútbol (…) prioridad de un gobierno que no reconoce una política pública del deporte.   ¿Cuánto girarán para este negocio privado?.
http://www.deporte2020.com/   SEMANA              DEPORTE 2020

Un examen serio al deporte, al derecho social de la cultura física, educación física, recreación y práctica organizada del deporte, contaría qué ha sido de la entidad gubernamental responsable del tema en 42 años de existencia. La gestión cumplida no rindió nunca cuentas claras en detalle, de la plata pública ante los ciudadanos.

Al ingresar en la página de la oficina gubernamental del deporte, abrir el campo Convenios, este aparece vacío ver sitio. Esto indica que no ha cambiado dicha práctica a pesar de la cacareada  “Urna de Cristal” del gobierno de la prosperidad.

El Convenio firmado por el ente gubernamental con el deporte federado, deporte asociado del sistema olímpico cuyo ente rector, el Comité Olímpico Colombiano, asume la responsabilidad de manejar treinta mil millones de pesos para 2011, plata pública, del erario, de los ciudadanos, debe ser conocido en su minucia, por todos. Todo mundo tiene derecho a saber el alcance del convenio y los términos  en letra menuda del mismo.

Desde el pasado gobierno, Coldeportes se dedicó a los convenios  tipo  Secab, PNUD, OEI, y ONGs similares, entidades privadas, que permitieron burlar la legislación de contratación pública y hacer de las suyas a centenares de alcaldes, gobernadores, ministros, agencias del estado, hechos sobre los cuales  no hay claridad suficiente en  la casi totalidad de los casos. El funcionario responsable de esa oficina, habló de audiencias de rendición de cuentas en su momento, siempre  con generalidades y sin detalles ni precisión, ni cantidades ni documentos sobre  este tipo de manejos. En el sector deporte no han existido cuentas claras con el manejo de dineros públicos, ante los ciudadanos.

Son muchos los Convenios de la oficina de gobierno en el deporte para hacer de todo. Un convenio para montar un canal de televisión del deporte, contratos para algún ex comisionado de televisión, otro convenio para enseñar a las federaciones deportivas a comercializar el deporte, infinidad de convenios sobre los que no hay cuentas suficientemente claras ni se ve el producto de los mismos. La información sobre presupuesto de la entidad  no es actualizada, no se publica al día, no se conoce el presupuesto de 2011. Todo sigue al amaño y manejo  oculto de los funcionarios que se sienten en un negocio privado.

Comité Olímpico, con más Plata Pública.

Ahora el Comité Olímpico Colombiano se hizo cargo de manejar treinta mil millones de pesos, unos quince millones de dólares americanos, para la gestión deportiva  en 2011  en el  desarrollo deportivo  dentro del ciclo olímpico. En la pobreza del sector deporte y su sistema asociado, son cifras importantes. En las necesidades de la ciudadanía en su derecho a la práctica deportiva, nada que ver con el proceso social. En la bolsa del erario nacional, no tiene ninguna relevancia. Es lo que gastan los “padres de la patria” en carros. O un contrato de los Nule en Bogotá duplica esa cifra. Así que, campanas al vuelo y revolución deportiva, para nada. No hay por qué caer en ningún descreste. Es una platica que alegra el corazón y le sirve a los clientes tradicionales de Coldeportes.

Si el Comité Olímpico Colombiano, con el deporte federado, hace un manejo serio de los recursos, puede haber  una tarea de resultados en el proceso de avanzar como país  competitivo en alto rendimiento deportivo para la región suramericana.  Guadalajara 2011 se encargará de aterrizar la verdad del deporte nacional, campeón suramericano colectivo en Medellín 2010.

Trece mil millones, serán para ejecución en planes y programas de federaciones deportivas. ¿Cómo será la asignación? Diez mil millones de pesos “para apoyar la gestión del Comité Olímpico Colombiano en sus programas y planes específicos y técnicos que tienen directa relación con el desarrollo del alto rendimiento”. Todo de ancho y de largo en esa destinación. Es necesaria la precisión de rigor de parte del COC con seriedad y por anticipado. Información preventiva, cuentas claras desde antes para ganar credibilidad, Baltasar Medina, Rafael Lloreda y  coequiperos del COC. Indispensable ser y parecer.

Los restantes siete mil millones de pesos se invertirán en  preparación de atletas y participación en Juegos Panamericanos Guadalajara 2011 y Olímpicos Londres 2012, que tendrán su partida correspondiente en la próxima vigencia.  Que el Comité Olímpico Colombiano, demuestre hasta la saciedad que el sector privado administra mejor que la burocracia amañada. Que no vayan a parecer  subalternos de ningún  “patrón”.

Hasta hoy no hay  Urna de Cristal  de la prosperidad en el deporte. No hay suficiente información. Es necesario tener claridad en todo esto, para evitar males mayores. Nada de ferias y fiestas con la poca plata que deja el gobierno central  para el tema deporte. Hay que cuidar bien el queso, para evitar sorpresas desagradables.


¿Y nada estructural?  El deporte sigue siendo por eventos, construcciones y arreglos con los negociantes privados del mismo, caso fútbol. ¿Qué pasa con el Plan Decenal del Deporte? ¿Qué hay del deporte en el Plan Nacional de Desarrollo? ¿Qué existe sobre el Conpes del Deporte? ¿Será capaz el gobierno de entender y hacer valer una política pública deportiva?  Nada de esto se sabe.  Es ahí donde debe ser calificada la gestión pública en el cumplimiento de este derecho. No en la pantalla de los eventos y la promoción mediática del funcionario. Ojalá sea posible reconocer algo importante en gestión estructural de proceso. A la espera de resultados serios.

Seguidores