miércoles, 16 de julio de 2014

¿ Cumplirá la era Santos su pendiente con el deporte ? - El CONPES de Juegos Nacionales 2015

                                             

¿ Está reelegido el proceso deportivo en este gobierno ? 
Reforma pendiente acumulada


Nueva Ley del deporte ... otra de las tantas reformas en que se comprometió el gobierno colombiano  2014 - 2018  dirigido por el presidente más endeudado políticamente en la historia electoral.

Coldeportes anunció la presentación del Proyecto de Ley del Deporte este 20 de julio en el inicio de la Legislatura con nómina de congresistas 2014 - 2018. ¿Será presentada la iniciativa ? 

"Los Estados menos transparentes y menos eficientes, tienen más leyes". 


 
Escrito por Hernando Ayala M.  Periodista. INSPIRE - DEPORTE VISIBLE 2020. 
  • CONPES de Juegos Nacionales y Paranacionales asigna 215 mil millones de pesos.

Ningún inquilino de la Casa de Nariño, sede del gobierno colombiano,  se tomó tantos retratos con campeones del deporte nacional, ni se envolvió tantas veces en la bandera para proclamar como propias victorias deportivas de atletas por Colombia. Juan Manuel Santos tiene todos los réditos políticos por cuenta del deporte, que ya hubieran deseado sus antecesores. Así lo podrá reclamar con la boca llena en su rendición de cuentas del deporte en agosto 1 a las 8am en RTVC,  para cerrar su primer gobierno. Cobrará una vez más el cuarto de hora del fútbol con la Selección Colombia de la era Pékerman, a quién le debe mucho de su reelección pues el ánimo de unidad de los colombianos con las victorias del mundial, cambió desde el día del 3 a 0 frente a Grecia en  2014. Santos ha apostado duro, pero qué tanto le ha dado de verdad al deporte. ¿Suficiente?, son muchas las reservas sobre la proporción de los beneficios y los niveles de inversión.   

El primero en la jerarquía del sistema asociado de deporte en Colombia, el presidente del Comité Olímpico Colombiano, Baltazar Medina, redunda en elogios y reconocimiento al gobierno por los apoyos a la alta competencia durante los recientes cuatro años, los más fértiles en el proceso deportivo nacional en los recientes 18 años, periodo en el que se gestó esta "revolución del alto rendimiento" que nos hizo declaramos potencia deportiva.  "Hemos tenido recursos y apoyo del gobierno, que nos han permitido llegar hasta estos logros", decía Medina en declaración radial luego del triunfo de Nairo Quintana en el Giro de Italia y en repetidas ocasiones anteriores. 


La mayoría de los dirigentes deportivos, sin desconocer la realidad de los avances deportivos del país, difícilmente reafirman el manifiesto del presidente del deporte federado.  Hoy los Juegos Nacionales 2015, cumbre del sistema deportivo de alta competencia colombiano, permanecen en la eterna incertidumbre y discusión sobre la falta de recursos, con todo y el Conpes por 215 mil millones promulgado por el gobierno.  2014, hoy a 15 meses de los más importantes Juegos Olímpicos de la historia para Suramérica, tuvo menos recursos que las dos vigencias anteriores, para el sistema, pues el 65% del presupuesto fue asignado a construcciones deportivas, en algo que los críticos denominan "mermelada deportiva" reeleccionista. 

El segundo gobierno Santos, el más endeudado de la historia para los comentaristas políticos, tiene su saldo con el deporte proceso social colombiano, la política pública deportiva que aún no alcanza la relevancia en las altas decisiones del Estado, que se ha ganado a pulso como todo lo que ganan nuestros campeones. Estamos saliendo de la fiebre de un mes del fútbol, negocio deportivo que tiene su situación resuelta y poco o nada dependen del proceso político del deporte, salvo los avales fáciles de obtener con un sistema político ávido de protagonismo y fotos al pie de los campeones. 

Baja la espuma y el frenesí del fútbol y es obligatorio retomar la realidad deportiva colombiana. Los compromisos del nuevo periodo gubernamental,  la reforma legal a la estructura deportiva, una de las tantas no prioritarias en el cúmulo de reformas represadas en la era Santos.  La definición de un rostro fiscal propio para el deporte. No es nada fácil lograr lo que se necesita para reconocernos como una verdadera potencia en desarrollo deportivo e inclusión social a través del deporte, herramienta de paz, pensando en la mayor expectativa de negocio y rentabilidad social que pueda haber en este tiempo,  el cacareado proceso pos conflicto, hoy irreversible con la obligación que tiene este gobierno de pactar el cierre del conflicto armado.  El deporte será determinante en esa fase hacia la construcción de la paz. 

Las cartas del jugador de póker comenzarán a destaparse en cuenta de cobro a su seriedad con la política pública deportiva, con la designación de la burocracia gubernamental en el sector, comenzando por el titular de Coldeportes que ya reclaman los predadores del negocio electoral.   ¿ Habrá continuidad para el proceso de estos cuatro años ? ¿ Continuará el actual director de Coldeportes, reconocido por todo el sistema como autoridad del sector ? El ajedrez burocrático de Santos y sus deudas electorales, lo dirán.  

CONPES Juegos Nacionales y Paranacionales 2015.  Por ahora el gobierno asignó 215 mil millones de pesos mediante documento Conpes aún sin numerar, que “declara la importancia de proyectos de inversión en Juegos Nacionales e Internacionales en Colombia y, en Juegos Nacionales y Paranacionales en el país”, promulgado el 3 de julio.

• El Conpes asegura $215 mil millones para los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales que se harán en 2015 en Chocó y Tolima ¡Y que nos prepararán para los Olímpicos de Rio!

• Los Juegos generarán 3.600 empleos. Chocó podría tener ingresos por $10 mil millones y Tolima por $20 mil millones.

• Quedarán con 23 obras construidas y 7 adecuaciones, para impulsar el deporte, que es salud y sobre todo unidad.

Repasemos el contenido difundido en la Revista Olímpica, escrito desde acá, sobre por dónde va el proceso de construcción participativa de una nueva Constitución, carta fundamental, marco legal del deporte colombiano. En el siguiente número de la Revista, hablaremos sobre compromisos y retos en el nuevo Plan Nacional de Desarrollo 2014 - 2018, segundo bajo el timón Santos. Veamos entonces cómo va el proceso de la nueva carta normativa del deporte colombiano. 

El Estado Social

Una Ley, un sistema, una cultura del derecho al deporte

¿Cuántos colombianos realizan buenas prácticas en deporte, actividad física y recreación como uso saludable del tiempo libre?. En el centro urbano que es Bogotá, con toda la oferta institucional que hay en el gobierno con más recursos  para el cumplimiento de este derecho, la política pública sobre deporte, recreación y actividad física escrita hace cinco años, dice que uno de cada dos habitantes de la ciudad, realiza algún grado de actividad física. La mitad de la población está inactiva en la metrópoli. El dato oficial del mapa nacional de población en actividad física, no es conocido. 

El derecho al deporte, la actividad y educación física, la recreación y uso saludable del tiempo libre, es asunto de salud pública en el mundo discapacitante de hoy. El sedentarismo y la adicción tecnológica, son enemigos principales del ser humano en sociedades contemporáneas.  Un antídoto contra esa pandemia  es la actividad física que en el proceso social es identificada con el concepto genérico de  deporte. 

El deporte, su práctica y su disfrute fue asunto de nobles alguna vez en sociedades no democráticas, actividad para élites excluyentes. El circo popular para el vulgo era espectáculo de destrucción humana de inferiores sociales,  como los esclavos.  Luego fue evolucionando la participación hacia la popularización como el caso del fútbol que es la potencia espectáculo masivo hoy, muestra del alcance del deporte mercantilizado. 

El paradigma universal hoy, deporte inclusivo y accesible para todos en proceso social, plantea que no se puede dejar a nadie por fuera de este derecho. El deporte y la actividad física no deben ser factor de discriminación, exclusión, elitismo, privilegio por ninguna razón en ninguna sociedad.  El nuevo paradigma que sigue englobando todo el proceso social en la acepción deporte,  habla  de que este derecho es inclusivo y accesible para todos  en las sociedades democráticas, libres. 

Colombia debe estructurar un Sistema Nacional funcional que articule toda la capacidad para hacer al derecho proceso social en el cumplimiento de la garantía constitucional para priorizar la práctica deportiva, actividad física como hábito permanente con fuerza de cultura de vida saludable, convivencia y paz. Antítesis de conflicto social, político  y de guerra. 

Un Sistema para la inclusión 

¿Cómo construir una  articulación verdadera, efectiva, coherente y medible  en resultados de ejecución de política pública con todos los actores relevantes involucrados en el proceso a través del ciclo vital?  Esa es la pregunta que pretende ser resuelta con la construcción colectiva de una Ley.  Ojalá  la participación deliberativa  pasara a  participación decisoria de todos los miles de colombianos que han volcado su voluntad en esta convocatoria. Un lugar común se le escuchó al anunciador en el cierre de la mesa facilitada por Coldeportes, Comité Olímpico y las Federaciones en Bogotá: "Ustedes inscriban sus propuestas que luego un comité de técnicos expertos decidirá".  

En Colombia por tradición santanderista, cada que se quiere ocultar y silenciar un problema, que no resolverlo, la respuesta es crear una Ley. Luego lo instrumental, una dependencia, una comisión, una autoridad burocrática que reparta. No hay formación de cultura que es lo esencial en el proceso de desarrollo humano y social.  Leyes escritas sin cumplir es la costumbre.  

La actual carta fundamental del deporte colombiano es la Ley 181 de 1995, cuyo espíritu fue crear y hacer funcionar un Sistema Nacional del Deporte, la recreación, el aprovechamiento del tiempo libre, la educación extra-escolar y la educación física.  Pasaron 20 años, el deporte de alto rendimiento, la cúspide de la pirámide del proceso, avanzó. En los foros internacionales del deporte, anunciamos con henchido orgullo  que tenemos un modelo para exportar que nos permite vernos como potencia deportiva.  Evidente progreso con todas las limitaciones y escasez  de recursos. El tema no es prioridad en política pública y carece de rostro en la estructura fiscal del Estado. El sistema productivo, la empresa privada mantiene una marcada indiferencia con este factor de desarrollo social. 

En otra parte, se escuchan lamentos de los hermanos pobres de la familia. "Todo es para el deporte", pero al deporte le falta mucho para alcanzar la realidad óptima.  La actividad y educación física, la recreación  y la inclusión para el uso saludable del tiempo libre, permanecen abandonados y excluídos, dicen los activistas, organizaciones, actores de proceso en estos temas.  La cultura física  en medio de todos los esfuerzos, no alcanza los niveles óptimos deseables. 

Pilares de una nueva Ley para garantizar un derecho social

El primer cambio está sobre el nombre, denominación de la norma como la "Ley del deporte, la actividad y educación física y  la recreación.  

Finanzas suficientes y permanentes para la política pública. La financiación pública del derecho al deporte, actividad física y recreación, es débil en la mayor parte del territorio colombiano. Los recursos públicos y privados para el alto rendimiento deportivo son insuficientes.  Los presupuestos del gasto social, son los primeros a los que echa mano el gobierno central para recortar y tapar huecos fiscales. Blindar unas finanzas fortalecidas es punto central de la propuesta legislativa. 

Deporte asociado autónomo y autosostenible. La realidad ideal del fútbol, no es posible en el 90% de las disciplinas deportivas. Existe una sociedad civil del deporte débil, dependiente de un esquema asistencialista. No hay capacidad desarrollada, cultura de autogestión,  ni reglas de juego que permitan lograr independencia, autonomía y sostenibilidad. La base del sistema nacional, la participación decisoria y efectiva del deporte asociado, es débil. 

Seguridad y protección social del deportista.  Escrita de manera amplia en la Ley 181 del 95, nunca se cumplió, ni fue aplicada ni desarrollada.  Es la gran incógnita  del  sistema y no hay claridad sobre el tema. Apenas en mayo de 2014 los futbolistas profesionales lograron un acuerdo en seguridad social con los responsables del más rentable de los deportes en Colombia. Todo el deporte competitivo está pendiente de esta garantía.  Alguna propuesta habla de una posible renta mediante una estampilla para un fondo de protección social del deportista. 

Inclusión, Equidad, Diversidad y Accesibilidad al deporte. El nuevo marco legal debe ajustar el reconocimiento, participación y garantías en condiciones de equidad para la diversidad de expresiones en la práctica deportiva, recreativa y actividad física con enfoque diferenciado para poblaciones como las personas con discapacidad. 

Ciencia, investigación y deporte. La inclusión de las ciencias del deporte en el sistema de alto rendimiento es un pendiente por resolver en la ley. Piden asignar responsabilidades a los organismos del Sistema Nacional del Deporte frente al apoyo a las ciencias del deporte. 

Educación Física. La base en la formación para el goce efectivo de este derecho, siempre ha estado en entredicho. La educación física no tiene dolientes en las decisiones políticas ni quien haga cumplir su cobertura y calidad en el sistema educativo.  

Son algunos de los aspectos centrales de la consulta realizada en el país, insumos para la construcción del proyecto de nueva Ley del Deporte que será presentado en la nueva legislatura a partir del 20 de julio de 2014. De una nueva norma puede resultar que la gestión profesional del deporte se fortalezca  en los niveles de competencia, pero el proceso social que garantice en todas las instancias del Estado el goce efectivo de este derecho inclusivo y accesible para todos, no tiene claro su desarrollo en la política pública ni como prevención en salud, convivencia y paz.  Nadie tiene clara aún una reforma estructural del Sistema Nacional de Deporte, Recreación, Actividad y Educación Física,  que garantice este derecho inclusivo y accesible para todos. 


¿ Funciona un Sistema Nacional del Deporte en la realidad ? 

En la Ley marco del deporte colombiano, 181 de 1995, el Sistema Nacional del Deporte es el conjunto de organismos, articulados entre sí, para permitir el acceso de la comunidad al deporte, la recreación, el aprovechamiento del tiempo libre, la educación extraescolar y la educación física. La comunidad del sistema en su mayoría dice que no ha existido tal proceso articulado durante estos 20 años.  
El deporte está definido en la Ley colombiana como  "... la específica conducta humana caracterizada por una actitud lúdica y de afán competitivo de comprobación o desafío expresada mediante el ejercicio corporal y mental, dentro de disciplinas y normas preestablecidas orientadas a generar valores morales, cívicos y sociales". 

Tan solo el deporte, la expresión cumbre del rendimiento físico, cúspide del proceso social del movimiento y actividad física,  tiene en su infinita diversidad  las siguientes dimensiones definidas en la legislación vigente:

Deporte formativo. Tiene como finalidad contribuir al desarrollo integral del individuo. Comprende los procesos de iniciación, fundamentación y perfeccionamiento deportivos. Tiene lugar tanto en los programas del sector educativo formal y no formal, como en los programas desescolarizados de las Escuelas de Formación Deportiva y semejantes. 

Deporte social comunitario. Es el aprovechamiento del deporte con fines de esparcimiento, recreación y desarrollo físico de la comunidad. Procura integración, descanso y creatividad. Se realiza mediante la acción interinstitucional y la participación comunitaria para el mejoramiento de la calidad de vida. 

Deporte universitario. Es aquel que complementa la formación de los estudiantes de educación superior. Tiene lugar en los programas académicos y de bienestar universitario de las instituciones educativas definidas por la Ley 30 de 1992. Su regulación se hará en concordancia con las normas que rigen la educación superior. 

Deporte asociado. Es el desarrollo por un conjunto de entidades de carácter privado organizadas jerárquicamente con el fin de desarrollar actividades y programas de deporte competitivo de orden municipal, departamental, nacional e internacional que tengan como objeto el alto rendimiento de los deportistas afiliados a ellas. 

Deporte competitivo. Es el conjunto de certámenes, eventos y torneos, cuyo objetivo primordial es lograr un nivel técnico calificado. Su manejo corresponde a los organismos que conforman la estructura del deporte asociado. 

Deporte de alto rendimiento. Es la práctica deportiva de organización y nivel superiores. Comprende procesos integrales orientados hacia el perfeccionamiento de las cualidades y condiciones físico-técnicas de deportistas, mediante el aprovechamiento de adelantos tecnológicos y científicos. 

Deporte aficionado. Es aquel que no admite pago o indemnización alguna a favor de los jugadores o competidores distinto del monto de los gastos efectivos ocasionados durante el ejercicio de la actividad deportiva correspondiente. 

Deporte profesional. Es el que admite como competidores a personas naturales bajo remuneración, de conformidad con las normas de la respectiva federación internacional.     Escrito por Hernando Ayala M.  Periodista.


Conpes aprueba 215 mil millones de pesos para Juegos 

Deportivos Nacionales y Paranacionales

 Presidencia de la República
• El tercer documento Conpes declara "la importancia de proyectos de inversión en Juegos Nacionales e Internacionales en Colombia y, en Juegos Nacionales y Paranacionales en el país”, destacó el Presidente Santos. 

Bogotá, 3 jul (SIG). El Presidente Juan Manuel Santos informó que el Gobierno destinará 215 mil millones de pesos para los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales.

Explicó el Presidente Santos que los recursos fueron aprobados en el tercer documento del Conpes, de cinco, analizados hoy jueves en el Consejo Nacional de Política Económica y Social, liderado por el Jefe de Estado.

“El Conpes asegura $215 mil millones para los Juegos Deportivos Nacionales y Paranacionales que se harán en 2015 en Chocó y Tolima. Y dijo que dichas justas serán de gran aporte para abordar los Olímpicos de Rio.

En su intervención el Mandatario enfatizó la importancia de los juegos, y dijo que generará miles de empleos para las regiones anfitrionas.

“Los Juegos generarán 3.600 empleos. Chocó podría tener ingresos por $10 mil millones y Tolima por $20 mil millones”.

Destacó el desarrollo para dichas regiones en el sector de infraestructura deportiva, porque según Mandatario, “quedarán con 23 obras construidas y 7 adecuaciones, para impulsar el deporte, que es salud y sobre todo unidad”, concluyó el Mandatario.

Finalmente, señaló que el tercer documento Conpes declara “la importancia de proyectos de inversión en Juegos Nacionales e Internacionales en Colombia y, en Juegos Nacionales y Paranacionales en el país”.

 

Estamos Construyendo el Significado y la Narrativa de la Comunicación, Periodismo, Televisión Inclusiva donde no existe Deporte Invisible ni Audiencias Excluídas.  

       
 Deporte Visible 2020 - Sociedad para Todos Premio BID Inclusión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores