lunes, 6 de noviembre de 2017

El deporte público derecho de todos es negocio de deporte privado

ICEBERG DEPORTE 




Mi foto

Hernando Ayala M. Periodista  Deporte Visible 2020 - INSPIRE CIMA Pensamiento Deportivo. 

En el trópico, Colombia botón de muestra, todo el gobierno deportivo estatal, todo lo público en este derecho, está al servicio de los operadores del negocio deportivo privado que van con su carpa vendiendo eventos multideportivos para copar presupuestos públicos y privatizarlos. En esos carruseles demasiado presupuesto público va a parar a bolsillos privados. Mientras cada cosa no esté en su lugar, cada sistema no vaya por su carril legítimo, seguirá existiendo esa usurpación. El deporte privado, el alto rendimiento deportivo debe ser financiado en gestión efectiva con el sector privado. Así como en las grandes ligas. 

El derecho al deporte de todos, el deporte público, la política pública deportiva para toda la población, debe tener a su servicio prioritario y en proporción debida los presupuestos gubernamentales. Los negociantes hacen creer que el alto rendimiento, la cúspide del proceso deportivo de competencia tiene que ser financiada y tener a su servicio exclusivo el presupuesto de la política pública deportiva, abierta inequidad controlada por sistemas privados. Es decir mil atletas de máximo rendimiento, que tienen derecho a ese ciclo copan todo el presupuesto y los 50 millones de corazones de la población no tienen este derecho garantizado. La gran pregunta ¿ entonces los atletas que llevan la bandera no tienen derecho a que el Estado invierta en ellos?  Sí rotundo. Pero el deber ser es otro. 

Estados Unidos, la potencia deportiva mundial financia a sus atletas de máximo rendimiento desde el ámbito privado. Los grandes atletas con grandes contratos de deporte negocio son asunto del ámbito privado, producto de economía de mercado y son grandes contribuyentes sancionados por el fisco cuando evaden impuestos en falsa filantropía o maromas fiscales.  En las repúblicas banana la burocracia deportiva usa a los atletas de alto rendimiento, no les consiguen patrocinios, no les garantizan ingresos ni recursos de esos patrocinios, porque esos agentes intermediarios franquiciados que fungen como dirigentes altruistas no son confiables para marcas patrocinadoras, ni tampoco pueden hacer el carrusel que hay en la corrupción de lo público. La ecuación entonces es obvia en el mar de venalidad; crean dependencia del erario, chupan el presupuesto público usando los atletas de alto rendimiento para coptar vía convenios todos los recursos de la política pública deportiva y se dedican al "negocio socio" de los viajes a competir, a conseguir multieventos como supuestos generadores de desarrollo, gestionan grandes procesos de proveedores y por el camino van embolsillando todo lo que logran en esos carruseles. En Brasil aún hay alguien preso por denuncias de coimas estilo odebrecht para conseguir la sede de los olímpicos. 

En algún lugar una federación del sistema deporte adaptado, la de más historia, trayectoria y logros, un individuo desapareció más de ochenta mil dólares del presupuesto público, no rindió cuentas a nadie y ahora le están confeccionando una ley sobre medidas para entregarle otra federación nueva sobre medidas y exclusiva para ser manejada con una mochila y cash (efectivo) , hábito que gusta a sus aliados a quienes útil resultó.  Para hablar solo de ligas menores en aspectos presupuestales públicos. 

Esos "entes rectores" que hacen creer el cuento a todos en el analfabetismo político deportivo, con membresías multinacionales de alta complejidad y confusión que a nadie le interesa comprender como sistema de deporte privado de alto rendimiento, allí manejan todos los recursos de los atletas tal cual lo enunciado.  El modelo deportivo de las repúblicas banana es inoperante, ineficaz y caldo cultivo de toda la corrupción posible en un Estado con metástasis de corrupción. La mejor cortina de humo son medallas y atletas usados para sostener todo esto, que para los negociantes debe seguir.    Apenas algo de explicación gráfica,  botón de muestra del iceberg del deporte, sobre por qué algún  negociante quiere un sistema de deporte adaptado con apellido de membresía internacional excluyente en la parroquia y acaparador de presupuesto público, para agenciar decenas y decenas de corresponsales como el de la mochila, fichas que le faciliten manejar sus "mieles".  Quieren reafirmar y consolidar en la ley este modelo sistema para seguir embolsillando todo lo que puedan como lo hacen además del presupuesto público nacional, con toda la cooperación internacional , usando banderas de heroísmo celestial, discapacidad, inclusión etc.  El iceberg tiene una raíz de una profundidad insospechada. A echarle ojo, no comer cuento y dejar de ser idiotas útiles, instrumento de avivatos del deporte negocio.   <> 
No hay texto alternativo automático disponible.

La imagen puede contener: primer plano


Seguidores